Luego de una fallida reunión paritaria, y en la antesala de un nuevo encuentro, esta vez con el intendente de Vicente López, Jorge Macri, los titulares de los gremios municipales brindaron una conferencia de prensa en la que rechazaron el 15 por ciento de incremento salarial ofrecido por el Ejecutivo y pidieron por una suba de haberes “decente”. “Si no hay una oferta mejor, es el Ejecutivo municipal el que estará alentando el conflicto”, destacaron los dirigentes.

El encuentro con los medios se llevó a cabo en las instalaciones del Sindicato de Trabajadores Municipales de Vicente López. Allí hubo presencia de afiliados a ese gremio y también de ATE Zona Norte.

Primeramente, Victorio Pirillo, titular del Sindicato Municipal, explicó que “un 15 por ciento de aumento en tres cuotas, una de 7 por ciento y dos de 4 por ciento, es realmente es miserable, es una propuesta que no podemos aceptar bajo ningún punto de vista”. “Los dos gremios hemos rechazado esa oferta, y hemos solicitado una clausula anti despidos que se han negado a establecer”, aclaró. También remarco que en el ofrecimiento “incluyeron una clausula de revisión para marzo del 2019, algo que es inaceptable”.

“Nuestra respuesta no es dura, dura es la propuesta de los representantes del Ejecutivo”, aseveró, ante la consulta sobre la reacción ante la oferta del Municipio. “Esta es la segunda reunión que tenemos y el índice de agresividad es cada vez mayor. Nuestra respuesta es en el mismo sentido que plantean ellos. Nadie elige el camino del conflicto. Todos queremos llegar a un acuerdo favorable para las partes”, enfatizó.

“Ellos están enmarcados en una política nacional y provincial que no les da marco de negociación. Pero hoy, con un dólar a 28 pesos, tampoco nosotros tenemos un margen de negociación”, reconoció el gremialista. “No podemos decirle a los afiliados que sigan haciendo un sacrificio con la miseria que ganan. Hemos sido claros con nuestra propuesta, y esperamos una respuesta del intendente superadora a la que hicieron sus funcionarios”, completó, tras lo cual adelantó que la reunión con Jorge Macri será el próximo jueves.

Por su parte, Fabián ‘Moncho’ Alessandrini, responsable de ATE Zona Norte, destacó que “la unidad de los trabajadores municipales de Vicente López nos va a garantizar el mejor aumento que se pueda lograr”. “Vamos con expectativas a la reunión, pero tenemos en claro que no vamos a firmar ningún acuerdo a la baja”, remarcó.

“Lamentamos que haya un sindicato estatal a nivel nacional que haya firmado algo que nos pone un corset de 15 por ciento a todos”, sentenció, apuntando contra UPCN, y entendió que los dirigentes de ese sindicato “son funcionales a las políticas neoliberales”. “Es un momento difícil, por eso apostamos a fortalecer la unidad de las organizaciones. Esperamos el 21 tener una respuesta positiva para transmitirle a los municipales”, expuso.

“Entendemos que si el jefe comunal nos recibe es porque tiene una propuesta mejor, que nos de esperanzas de acercar partes en este debate por el tema salarial”, indicó el dirigente. “Un 15 por ciento, con los tarifazos y los aumentos que hay, no es viable”, opinó, y señaló que “hablar de un 15 por ciento y en cuotas, con un promedio salarial 13 mil pesos, no significa nada”. “Una oferta así no es tomarnos en serio, por eso la propuesta que venga tiene que ser concreta y debe servir para detener la ansiedad de todos los municipales. Si no hay una oferta mejor, es el Ejecutivo municipal el que estará alentando el conflicto”, concluyó.

Por último, Victorio Pirillo volvió a tomar el micrófono y afirmó: “Es ofensivo ofrecer un 15 por ciento en tres cuotas. No podemos decirles a los trabajadores que ahora tendrán 7 por ciento de aumento, y que tendrán luego 4 por ciento de aumento en julio y otro en octubre. Para decir eso, es mejor decir que no hay aumento”.

“Nosotros somos cautos (…), pero no se debe confundir gentileza con debilidad. Estas dos organizaciones hicieron seis meses de paso con el gobierno anterior. Nadie quiere volver a eso, que es una guerra de pobres contra pobres, porque el afectado es el vecino que va al jardín municipal o al hospital de la Comuna. No queremos perjudicar a nadie, pero la otra parte tiene que entender que tenemos que llegar a un acuerdo decente para los trabajadores y dentro de un plazo lógico”, cerró.