Ubicado en el predio de la ex fábrica de helados Tucán, el nuevo COM cuenta con 36 puestos de monitoreo, una pantalla LED de última tecnología de 9 por 4 metros, baterías de backup para cortes de luz, una sala de crisis ante grandes emergencias, y la futura integración de las áreas de Seguridad, SAME, Servicios Públicos y Movilidad Urbana.

“Nuestra prioridad es la seguridad, y a eso le estamos poniendo mucho esfuerzo”, sostuvo el intendente municipal.
“Las obras que iniciamos las terminamos”, afirmó Valenzuela, quien destacó el trabajo de la Secretaría de Obras Públicas en la refacción y el reacondicionamiento del lugar.

“Pasamos de tener un Fiat 600 a un auto de última generación”, dijo el alcalde sobre las nuevas instalaciones a comparación de la pequeña oficina donde funcionaba el comando de seguridad ciudadana dentro del edificio de gobierno de la calle Alberdi.

La obra tuvo un costo de 60 millones de pesos y fue financiada por el Fondo de Infraestructura Municipal que otorga el gobierno de la provincia de Buenos Aires.
“Queremos que esto esté a la altura de la demanda de los vecinos, por lo que hicimos una inversión importante en pos de prevenir o llegar más rápido cuando hay un hecho”, dijo el intendente.

Frente a las criticas de la oposición, Diego Valenzuela afirmó que en Tres de Febrero hay un plan de seguridad en marcha, con la incorporación permanente de vehículos, cámaras -hay 950 señaló Valenzuela-, mejoras en fibra óptica, y el desarrollo de un mapa del delito, “y un protocolo que nos permite actuar de manera inteligente con los menores recursos posibles”.

Como próximo paso, adelantó el jefe comunal, integrarán al COM sistemas de videovigilancia de industrias, comercios y vecinos.

Acompañaron al intendente funcionarios de gobierno y concejales de Cambiemos.