Agentes del Departamento Delitos Federales secuestraron tres automóviles importados de contrabando valuados en 7 millones de pesos en una agencia de automóviles de la zona norte de la provincia de Buenos Aires.

La investigación ordenada por el Juzgado Nacional en lo Penal Económico 2 a cargo del doctor Pablo Yadarola por ante la Secretaría 3 del doctor Fernando Stokfisz, tuvo sus inicios a comienzos de año, con el objeto de localizar automóviles de marcas Importadas, ingresados al país mediante engaño a través del “Régimen de mudanzas” procedentes de los Estados Unidos para salir beneficiados con la evasión al fisco.

La maniobra ilícita consistía en declarar falsamente el retorno al país de un ciudadano que se hallaba viviendo en el exterior, haciéndolo con sus pertenencias, entre las que se encontraban dichos vehículos.

Una vez realizada la mudanza el ciudadano argentino retornaba al exterior dejando los bienes y los rodados para su venta.

Luego de arduas tareas investigativas los efectivos pudieron determinar la ubicación de varios rodados de alta gama, que habían sido ingresados al país bajo la misma modalidad. Además, se descubrió que uno de los familiares que realizo ésta operatoria, trabajaba en una agencia de venta de autos usados de alta gama, sita en avenida del Libertador al 18 mil, de la localidad de Beccar, partido de San Isidro, en la provincia de Buenos Aires.

A raíz de ello, se ordenó el allanamiento del lugar donde se secuestraron dos Porsche Boxter convertibles y un Ford Mustang y abundante documentación probatoria de la maniobra ilícita.