La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, participó esta mañana de una jornada de educación vial en el partido bonaerense de San Isidro junto a la titular de la Asociación Civil Madres del Dolor, Viviam Perrone, y el intendente local, Gustavo Posse.

Viviam Perrone -cuyo hijo Kevin murió en 2002 en un accidente de tránsito- aseguró ver “un gran cambio” en materia de prevención y consideró que “dar este mensaje desde tan chiquitos es una pequeña semilla que estamos plantando”.

“Seguimos pidiendo controles, legislación que acompañe y bajar esta estadística terrible porque es la primera causa de muerte entre los jóvenes. Todo lo que se pueda hacer es importante, pero también depende de cada uno de los que se sienta detrás de un volante. La responsabilidad entre la vida y la muerte está en cada uno de nosotros”, agregó la responsable de Asociación Civil Madres del Dolor.

Para concientizar sobre la importancia de la educación vial, la gobernadora Vidal, Viviam Perrone y el intendente Posse pintaron una estrella amarilla en el pavimento.

La estrella amarilla se pinta en un lugar donde murió una persona debido a un accidente de tránsito. Es un llamado a tomar conciencia y referencia ese espacio con el nombre de la víctima.

El origen de la movida se inspiró en la campaña de Estrellas Negras, en 2003, en Bogotá, que consistía en dibujar siluetas amarillas en el asfalto. En Argentina la impulsaron las ONGs Laura Cristina Ambrosio Batistel y Red de Familiares y Víctimas de Accidentes de Tránsito.

La mandataria bonaerense estuvo acompañada por el secretario de Medios, Mariano Mohadeb, y el subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell.