El golpe comando ocurrió en Carapachay. Los malvivientes robaron un pallet con una gran cantidad de cajas de figuritas de la copa del mundo. Aún no fueron detenidos.

Cinco asaltantes armados y encapuchados coparon una famosa fábrica de figuritas, de la que robaron un pallet con 638 cajas que tenían numerosos paquetes, en los que se presume había material de la próxima copa del mundo.

El cinematográfico suceso se registró en la localidad bonaerense de Carapachay, en el partido de Vicente López, y los delincuentes, que se cree serían integrantes de una banda de piratas del asfalto, lograron darse a la fuga, motivo por el que son buscados intensamente por autoridades policiales.

De acuerdo a lo que informa el diario Crónica, el hecho, que ocurrió el fin de semana pasado, aunque se conoció este martes, se produjo cuando los marginales, que se asegura portaban armas de fuego de grueso calibre y que se hallaban encapuchados, ingresaron con fines de robo a una fábrica de este rubro situada en Doctor Mariano Moreno al 4300, entre Paraná y Sargento Cabral, a 250 metros de la Panamericana, en el citado distrito, en el norte el conurbano.

Trascendió que los sujetos intimidaron a los trabajadores que en esos momentos había en el inmueble, a quienes privaron de la libertad amenazándolos de muerte. Una vez que los empleados se encontraban reducidos, los delincuentes hicieron entrar al establecimiento un camión, y de acuerdo a lo manifestado por los informantes, los individuos se apoderaron de un pallet con 638 cajas que tenían paquetes de figuritas, que cargaron en el mencionado rodado.

Pesquisas policiales de la comisaría de Carapachay continúan realizando diferentes procedimientos con el objetivo de establecer el paradero de los malvivientes. Al respecto, los investigadores consideran que los forajidos serían miembros de alguna banda dedicada a la piratería del asfalto y que consumaron el ilícito porque intentaron obtener material correspondiente al mundial que se disputará en Rusia, presumiéndose que habrían utilizado la Panamericana para darse a la fuga.