Ayer por la tarde, el diputado nacional por el Frente Renovador, Daniel Arroyo, visitó Tres de Febrero y se mostró junto al concejal local Gustavo Spalletti. Juntos caminaron el Barrio Derqui y también el centro comercial de Caseros. Más tarde, ambos fueron recibidos por el hombre de la UOM, Gustavo Torres, con quien recorrieron los espacios de capacitación y formación que tiene el gremio en el distrito.

La actividad comenzó en el Barrio Derqui. Allí, Arroyo y Spalletti conversaron con los vecinos del lugar. Los acompañó José ríos, hombre de la Agrupación Vecinal Crecer. Luego, visitaron algunos comercios del centro de Caseros, posteriormente brindaron una conferencia de prensa para los medios regionales.

“Recorrimos el barrio y conversamos con vecinos, y más allá de los problemas de falta de trabajo o inseguridad hoy se quejan porque han dado vuelta el barrio con obras que desde hace un año y medio no terminan”, sostuvo el diputado, y remarcó que “a los problemas ya existentes le sumaron este”. “También recorrimos el centro comercial de Caseros, y allí nos quedó claro que la plata no alcanza, que hay menos gente entrando a los comercios y que los costos fijos de vida son más altos para todos”, aseveró.

“La realidad es que tanto los sectores más pobres como los sectores medios, y también comerciantes y pymes, están pagando más y la plata no les alcanza”, añadió, y mencionó que “cuando pasa eso todo el mundo se endeuda, con cuotas y créditos”. “La foto de hoy es el sobreendeudamiento de las familias. Esperemos que el gobierno reaccione y de un vuelco a su política económica”, sentenció.

Para Daniel Arroyo, “estamos frente a un fenómeno de implosión social por el malvivir constante”. “Está empeorando la situación y nosotros queremos poner el hombro y colaborar, pero el gobierno insiste con encarar políticas equivocadas. Imaginan un país que crece en base a soja, minería y renta financiera, siempre con salarios bajos, y esa es una Argentina que deja a veinte millones de personas afuera”, lanzó.

“Entre todos tenemos que encontrar una salida”, dijo, y habló de propuestas como “decretar la emergencia alimentaria”; “resolver el problema del crédito, con un sistema de créditos a tasas muy bajas para compensar a las familias y para que, por ejemplo, alguien que quiere invertir tenga facilidades; y también “hay que revisar el tema de las tarifas”.

En esa línea, el hombre del Frente Renovador explicó que “nuestro proyecto era muy razonable, y pedía volver al mes noviembre con las tarifas y establecer que aumentaran igual que los salarios”. “El gobierno se puso obtuso, no quiso aprobar esto y vetó la iniciativa”, remarcó, e informó que “no es cierto que esto tenga un gran costo fiscal, porque no tocamos al IVA y solo retrocedemos a noviembre”.

“Nosotros queremos colaborar, y la realidad es que el proyecto de tarifas es una buena iniciativa. Pero si el gobierno tiene algo mejor, debería implementarlo con urgencia”, chicaneó. “Ya sabemos que el gobierno asumió con un serio problema de tarifas, pero ya aumentaron sideralmente agua, gas y luz”, detalló, e instó a “salir de la etapa adolescente de echarle la culpa al otro”. “Este gobierno escucha a la Argentina de clase alta, no entiende al resto de los ciudadanos. No caminan los barrios ni hablan con comerciantes”, sintetizó.

Finalmente, sobre los ánimos de la sociedad, el legislador indicó que percibe “que hay una sociedad sana que quiere que al gobierno le vaya bien”. “Hoy los comerciantes la pasan mal y venden menos, pero tienen ganas de que al gobierno le vaya bien”, puntualizó.

“Si veo que hay desesperanza, y que como nosotros en la oposición no logramos cubrir ese vacío, hoy no ven nada que enfrente al gobierno”, prosiguió. Y concluyó: “Nuestro rol de opositores es llenar ese vacío con buenas propuestas e ideas, y pararnos de nuevo en el centro de la escena”.

Por su parte, Gustavo Spalletti destacó que, “en términos generales, la gente está muy desilusionada”. “Daniel Arroyo acaba de describir lo que pasa en todo el conurbano. Y como dijo él, hoy la gente no percibe una fuerza que genere una alternativa propositiva. Nosotros tenemos que tomar la queja que tiene el vecino y transformarla en propuestas razonables”, agregó, y llamó a trabajar para “generar esa confianza en la política que la gente necesita”.

“Queremos transmitir que acá hay una oposición responsable, y el ejemplo más claro es el tema de las tarifas”, manifestó. “Nosotros siempre reconocimos que había que sincerarlas, y que durante doce años se subsidió el servicio y que eso no es lo que el vecino quiere, que quiere pagar lo que corresponde. Pero siempre dijimos que es imposible acomodar las tarifas sin que haya una correspondencia en el bolsillo de los trabajadores. No se puede eliminar los subsidios sin que haya un incremento salarial proporcional”, analizó.

“El vecino tiene que saber que acá hay una oposición que camina y escucha, que está fuera de los tiempos electorales, y que busca generar una esperanza creíble. La credibilidad de la política está muy baja, por eso necesitamos ser mesurados y prudentes, y transformar la bronca de la gente en algo positivo”, resumió el concejal de Tres de Febrero.

La visita del diputado nacional a Tres de Febrero culminó en la UOM, donde ofició de anfitrión el dirigente Gustavo Torres. Allí, recorrieron el Centro de Formación Profesional y el espacio de capacitación y cursos ITUOM. Además, en el auditorio del lugar, Arroyo presentó su libro “Las cuatro Argentinas y la grieta social”.