El aeropuerto de El Palomar sigue generando conflictos en la política local. Esta vez, el Frente para la Victoria se opuso a que el Municipio de Tres de Febrero ceda un predio destinado a estacionamiento, para su posterior concesión privada. También la seguridad volvió a ser tema punta, y tras el pedido del PJ de interpelación al secretario Juan Manuel Lucioni,  finalmente se aprobó una reunión a puertas cerradas para exponer ante concejales su plan de trabajo y balance de gestión.

Al inicio de la sesión, el concejal Marcelo Bello se disculpó con la comunidad docente por los ” serios exabruptos” que consideró, cometió en el programa Cuestiones y Contrapunto, de Cablevisión. “Lo expresado no es la opinión del bloque ni la del radicalismo, y generalicé ante un hecho puntual”, indicó.

El primer debate en el HCD se dio a razón de la homologación de un convenio tripartito entre la Agencia de Bienes del Estado, la Municipalidad de Morón y la de Tres de Febrero para la sesión de uso precario y gratuito de un predio ubicado en cercanías del aeropuerto de El Palomar.

“En un primer momento creíamos que era para espacios verdes -por lo que firmaron el expediente- y al leerlo vimos que era para una playa de estacionamiento para el aeropuerto comercial, por lo que este bloque acompaña el reclamo de los vecinos” que rechazan la instalación en el lugar de la terminal área, explicó Cristina Heredia, del FpV.

Desde el oficialismo, Juan Carlos Berns dijo que en el predio existía un corralón, no un espacio verde, y exclamó: “No estamos discutiendo el aeropuerto, ya es una realidad, y ante su existencia, es lícito que se intenten solucionar todos los problemas de tránsito en la zona”.

La kirchnerista Heredia desmintió a Berns y sostuvo que en el expediente solo aparecen demarcadas áreas verdes y no un corralón, a lo que la ex Ari, Patricia Rodríguez, advirtió que el “uso como estacionamiento es provisorio, y a posteriori puede terminar siendo un espacio verde”.
Rápidament,e Heredia refutó con firmeza a Rodríguez y señaló que la provisoriedad tendrá vigencia “hasta que la Agencia de Bienes realice la licitación para la concesión privada”, por lo tanto el lugar nunca se destinará a áreas verdes.
El expediente fue aprobado con la negativa del FpV, Federico Ferreyra y Daniel Pietrantonio.

El segundo punto conflictivo tuvo lugar tras el pedido semanas atrás de interpelación del secretario de Seguridad Juan Manuel Lucioni impulsado por el bloque Frente para la Victoria-PJ  razís de hechos de inseguridad que terminaron con la vida de vecinos del distrito.
Tras el paso por la comisión de Seguridad, se aprobó una convocatoria al funcionario para que concurra a una reunión de comisión ampliada el próximo 18 de mayo a las 11 horas en el recinto, pero a puertas cerradas.
Martín Jofré, presidente de la comisión, destacó la labor y madurez política de los concejales. “Se llegó a un acuerdo y por unanimidad hoy votamos este expediente”, dijo.

Dada la trascendencia que el gobierno de Diego Valenzuela le dio a la iniciativa opositora, el presidente del Concejo Deliberante hizo uso de su banca y como concejal de Cambiemos manifestó una férrea defensa a las políticas de seguridad adoptadas por el Municipio desde 2015.
Sergio Iacovino describió una sensación de contradicción “porque tratamos esta cuestión a partir de hechos dolorosos y desagradables”.
Habló de falta de autoridad moral de la oposición porque durante los años de la administración de Hugo Curto “no se discutió la seguridad, no se registró, no se hizo mapa del delito”, mientras exclamó: “Permítannos desarrollar nuestra política, porque la que la oposición hoy manifiesta no resultó”.
“No tranzamos con las mafias, a las mafias las atacamos”, manifestó Iacovino, y aseguró que no molesta que se convoque al secretario de Seguridad porque “sabemos cómo trabajan nuestros funcionarios, y si bien no son perfectos, estamos convencidos de que trabajan sabiendo sobre el tema que los ocupa”.

El presidente de la bancada del FpV, Máximo Rodríguez, reiteró su consideración de que “el periodo de Lucioni concluyó”, esto, por “el fracaso de algunas políticas”.
El edil enumero las preguntas que se efectuarán al funcionario en la reunión cerrada de la semana próxima, y expuso casos de delitos que no pudieron ser esclarecidos por el no funcionamiento de las cámaras de seguridad.
Las muertes de los vecinos “duelen mucho”, señaló, incluso las que ocurrieron durante los años del gobierno del PJ, sostuvo, y reclamó que “el que las hace las pague, y si hay mafias deben ser rechazadas totalmente, las de la política, las de la seguridad, las de la Justicia, o la combinación perfecta que puedan tener entre ellas”.

Por otro lado, con la negativa del Frente para la Victoria, se homologaron convenios entre el Municipio y la Fundación Navarro Viola “que no tiene acción específica a desarrollar, solo expresar la voluntad de trabajar en conjunto”, explico sin explicar la concejal oficialista Patricia Ródriguez; y otro con la Asociación Civil La Escuadra para la inclusión de jóvenes a través de la práctica del rugby.
El kirchnerismo dijo que no acompañaron las iniciativas por la tercerización de acciones que debe ejercer el Estado, además de la falta de información precisa sobre el desarrollo de los mismos convenios.

También tuvo luz verde un convenio de colaboración entre la Municipalidad de Tres de Febrero y el Ministerio de Justicia y Seguridad del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para el desarrollo de un programa conjunto con la Fundación Garrahan para la remoción de vehículos abandonados en la vía pública.

Desde la bancada de Máximo Rodríguez se pidió informes sobre el estado de vigencia del convenio de permiso de uso precario del predio conocido como La Vieja Usina suscripto entre Belgrano Cargas y el Municipio de Tres de Febrero.

Ingresaron para tratamiento en comisiones proyectos del Frente Renovador solicitando la repavimentación de calles Buenos Aires y Payador Martín Castro, en Ciudadela, asimismo pidieron la intervención de Ciudadela Sur para mejorar las condiciones de vida de los vecinos.

Por su parte Daniel Pietrantonio, de bloque Por la Unión, presentó distintas iniciativas, entre ellas, la creación de un registro de proveedores del partido de Tres de Febrero y prioridad de compra a quienes desarrollen actividades en el distrito; reglamento de seguridad e higiene para la habilitación de establecimientos comerciales de autos remise; y creación del reglamento interno del Concejo Deliberante de Tres de Febrero.
Además pidió que el Municipio adhiera a la ley sobre Régimen Tarifario específico para entidades de bien público, a la que adhirieron los gobiernos nacional y provincial.

También el progresista Federico Ferreyra impulsó la creación de una Escuela Municipal de Jardinería y la gestión ante Ferrocarriles Argentinos para que se construyan rampas de acceso para personas con discapacidad motriz en la estación Caseros.

Por su parte Alejandro Collia, del FpV, pidió la reparación del asfalto y alumbrado público en varias calles del barrio Evita y la habilitación definitiva de la Plaza Hugo Caramelo, de Ciudadela.