Ayer debió ser evacuada la Escuela Técnica 1 de San Martín. Bajo la lluvia, el alumnado tuvo que resguardarse en el Palacio Municipal. Semanas atrás, la Escuela Estados Unidos fue escenario de otra masiva evacuación ante una falsa alerta.

Las amenazas de bomba que generaron incertidumbre e importantes pérdidas económicas al Estado durante 2017 volvieron a ser parte de la vida diaria de la comunidad educativa. En las últimas semanas distintas instituciones públicas y privadas recibieron llamados alertando de explosivos en las instalaciones, por lo que debieron convocar a la fuerzas de seguridad.

Ayer, la Escuela Técnica 1 de San Martín, ubicada frente a la plaza central, fue evacuada en plena tormenta por una falsa amenaza telefónica. El alumnado junto a docentes y auxiliares debieron protegerse de las inclemencias del tiempo en el Palacio Municipal.

Semanas atrás, la misma escena se repitió en la Escuela Estados Unidos de América, también en San Martín centro, escenario de una decena de amenazas de bomba durante 2017.

El protocolo debe cumplirse a rajatabla, máxime cuando durante los última meses del año pasado dos granadas fueron encontradas en escuelas de Castelar y Escobar.