La interpelación al secretario de Seguridad municipal, Juan Manuel Lucioni, fue el tema recurrente del Concejo Deliberante en los últimos días. Tras varias idas y vueltas, la Comisión de Seguridad determino que el funcionario se presente en una reunión ampliada que se realizará la semana entrante. El dictamen, aprobado por unanimidad, deberá ser refrendado en la sesión ordinaria del viernes. El edil Gustavo Spalletti, dialogó con SMnoticias sobre este tema, y fustigó a los impulsores de la medida, el kirchnerismo, por utilizar políticamente el tema. “Es una probabilidad que este gobierno municipal no esté siendo eficaz en resolver la inseguridad; pero es una certeza que el bloque del Frente para la Victoria, por el proceso de gobierno que ha tenido anteriormente, no tiene la solución del problema”, exclamó.

“Integro la comisión pero no soy parte de ese debate, que es falso”, comenzó diciendo el legislador de la bancada “Por la unión”. “Se discutió la forma, es decir, si la reunión con los concejales era abierta o cerrada, con taquígrafo o no, o si era con preguntas anticipadas o espontaneas”, aclaró, pero remarcó que “el vecino tiene que saber que está interpelación no resuelve el problema de la inseguridad”.

“Desde nuestro espacio bregamos por que llegue el momento en que todos podamos trabajar en los puntos de coincidencia en términos propositivos”, sostuvo, y planteó que “como Concejo Deliberante tenemos que contribuir con propuestas más que hacer preguntas”. “A esta altura del mandato de Diego Valenzuela algunos quieren conocer cuál es el plan de seguridad, que lo preguntamos cuando asumió y aun no tuvimos respuesta. Es por eso digo que la interpelación no tienen ningún sentido”, añadió.

Spalletti aseguró que “el oficialismo ha blanqueado que el área de Seguridad es una unidad administrativa, en tanto la responsabilidad política del tema es de la provincia de Buenos Aires”. “Si no tienen responsabilidad y no hay un diseño de políticas de seguridad, no hay nada que preguntarle”, expuso, y sugirió: “Con este escenario, al que deberíamos interpelar es al ministro de Seguridad provincial”.

Asimismo, reiteró su visión de encarar el tema de la inseguridad en términos propositivos. “Solamente tenemos que aportar propuestas. Yo me comprometo a esto, y me gustaría que otros bloques se sumen a esto. No estoy en la crítica ni en las puestas en escena que solamente tienen a descomprimir, de manera demagógica, situaciones políticas, pero que en nada aportan para brindarle soluciones a la gente”, completó.

En cuanto a la posibilidad de articular políticas con el gobierno comunal, el concejal mencionó: “Nosotros dijimos que para una eficaz política contra el robo de autos en el distrito era necesario el cierre de los desarmaderos (…), y esa política se coordinó, desde el Municipio, con la Provincia y la Nación. Además, nosotros trajimos la discusión sobre los delitos de mercado, que implican tocar el mercado para disminuirlos (…), y logramos aprobar el proyecto que prohíbe la ‘venta legal’ de celulares robados”. “En ese caso si pudimos articular políticas con el Ejecutivo”, afirmó.

Sin embargo, lamentó que “cuando uno quiere dar un paso y más y discutir la política contra el crimen, los mecanismos de prevención, y las estadísticas y encuestas de victimización”, haya una negativa. “Hoy nos traen encuestas que hablan del 30 por ciento de delitos que se denuncian, pero el 70 por ciento de los delitos que ocurren en el delito no se denuncian”, apuntó, y opinó que “sin las encuestas de victimización no hay posibilidad de diseñar una política de prevención”.

“Si un delito no se denuncia, no existe”, prosiguió el dirigente, y entendió que no se denuncian por las dificultades que se presentan a la hora de acercarse a una comisarias. “El que no tiene que recuperar nada ni cobrar un seguro desiste de denunciar”, lanzó. “Hay una política que desalienta las denuncias, y si no hay denuncia no hay delitos. Entonces nos dicen que baja el delito en base a lo poco que se denuncia, pero hay que mirar lo que no se denuncia”, analizó.

Promediando el tema, indicó que “la lucha contra el delito tiene que ser una política de Estado en el distrito”. “Tenemos que convocar a todas las fuerzas políticas, y a instituciones del distrito, como la Universidad de Tres de Febrero, para construir un verdadero mapa del delito, con estadísticas reales de criminalidad”, señaló.

Finalmente, Gustavo Spalletti emitió duras críticas hacia la bancada kirchnerista, impulsora de la interpelación a Juan Manuel Lucioni. “Claramente hay una utilización política” de la inseguridad, disparó. “Hoy piden informes sobre cámaras de seguridad, y eso es correcto y nosotros también lo hacemos, pero hay que decirle al vecino que quienes están reclamando eso no creen en la utilidad de esas herramientas. Ellos ven en las cámaras de seguridad una cuestión persecutoria del vecino de a pie”, puntualizó.

“También hemos escuchado que le reclaman a la Justica que los delincuentes no entren por una puerta y salgan por otra, pero son los mismos que levantan la bandera de impunidad, en materia penal, que enarbola el doctor Eugenio Zaffaroni, que plantea que el delincuente es una víctima de la sociedad”, añadió. “No hay honestidad intelectual de parte del Frente para la Victoria, que exige cuestiones en las que no creen”, punteó. “Es una probabilidad que este gobierno municipal no esté siendo eficaz en resolver la inseguridad; pero es una certeza que el bloque del Frente para la Victoria, por el proceso de gobierno que ha tenido anteriormente, no tiene la solución del problema”, cerró.