El sindicato de conductores de trenes La Fraternidad, impulsó que el personal de conducción aplique “la retención de tareas”, por lo que el servicio no se presta en forma normal. El gremio argumentó que la empresa Metrovías, incumple acuerdos paritarios.

“Tuvimos paciencia, apostamos al diálogo pero la intransigencia que demuestra la empresa al no cumplir el acuerdo paritario que plantea un retroactivo a diciembre, nos lleva a tomar esta medida”, sostuvieron desde el gremio ferroviario en un comunicado de prensa

Desde el gremio aclararon que no se trata de un paro o medida de fuerza sino del legítimo ejercicio del personal de presentarse a tomar servicio y no realizar las tareas, al no cumplirse el pago adeudado desde el mes de diciembre.

La Fraternidad advirtió que la responsabilidad es de la empresa por asumir esta postura de “no pago de salarios debidamente acordado”, y que “cualquier problema en el servicio es responsabilidad de Metrovias”.