El secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones de San Martín y Tres de Febrero y miembro de la CGT Regional Noroeste, Octavio Argüello, criticó al gobierno nacional por el impacto en el bolsillo de los trabajadores del aumento en las tarifas y el techo a las paritarias. También consideró que varios intendentes de Cambiemos tienen incapacidad de conducción política.

“Más allá de que el Día del Trabajador es una jornada de reflexión, el que vivimos en Argentina es muy particular por una situación económica muy compleja, con incrementos de tarifas que tocan a todas las capas sociales, y también a las pymes, que no pueden sostener los costos y están comenzando a cerrar”, exclamó el dirigente.

Si bien “Camioneros es un gremio prestador de servicios, cuando baja el consumo interno nos afecta y paraliza la actividad”, comentó Argüello, quien sobre la crisis de la multinacional Carrefour en el país opinó que “la empresa se está adelantando a lo que va a ser la flexibilización laboral, porque el gobierno va a avanzar fuerte este año con esa ley, ya que es una de las cuestiones que le exige el Fondo Monetario Internacional”.

Según Argüello, el ajuste tarifario no es para mejorar la inversión energética sino “para tapar el agujero fiscal y pagar la deuda externa”, mientras la gente “pide préstamos para poder pagar los servicios”.

Por lo pronto, “la CGT no tiene reacción”, opinó, no obstante, dijo que se buscará una normalización de la confederación “porque de esta manera no tenemos ninguna alternativa”.
“Se acabaron las paritarias libres mediante un techo del 15 por ciento impuesto por el gobierno, cuando todas las estadísticas demuestran que la inflación será superior, por lo que daremos una pelea muy dura, por un 23 o 25 por ciento”, desde el gremio camionero al respecto del incremento salarial, explicó.

Por otra parte, Octavio Argüello opinó sobre la intervención judicial al Partido Justicialista nacional. Al respecto dijo que “quienes tienen que elegir la conducción de cada partido son sus afiliados, no una jueza (María Romilda Servini), y además con argumentos muy flojos”.
El peronismo “va a necesitar una gran interna donde se resuelvan” todas las diferencias, señaló, mientras reclamó “un proyecto político que vuelva a seducir al electorado y que sea muy objetivo hacia el futuro”.

“Creemos que es momento de estar en las calles, porque la situación social está llevando a eso”, opinó el gremialista, quien manifestó que el gobierno se aleja de los movimientos sindicales “decretando los aumentos salariales y despidiendo trabajadores masivamente”.

Finalmente, el hombre de Tres de Febrero opinó sobre la grave situación de inseguridad que tuvo como escenario al distrito en las últimas semanas. “Estas desgracias estuvieron tapadas durante mucho tiempo, pero ya no se pueden tapar, y eso pasó por la incapacidad de conducción que tienen algunos intendentes que fueron votados para ejercer la función pública”, lanzó.
“Es necesario el desarrollo político en los territorios, porque esto no es una empresa”, expresó el gremialista, y opinó que “Cambiemos puso tan alta la vara de la corrupción que ahora hasta tienen miedo de gestionar”.