El secretario general del gremio SUTRAM, Raúl Bazán, se manifestó crítico con la gestión de Diego Valenzuela y la representatividad sindical frente a la situación salarial de los trabajadores municipales.

“Este 1º de mayo no encuentra de la mejor manera a los trabajadores municipales de Tres de Febrero, porque el último 15 por ciento de aumento a los salarios los ubicó por debajo de la línea de la pobreza”, sostuvo el gremialista, dado que el sueldo más bajo será menor a los 9 mil pesos.

Bazán recordó que el incremento salarial de 2016 “fue del 28,5 por ciento con una inflación anual del 41,8 por ciento; en 2017 el aumento fue del 18 por ciento, con una inflación anual del 25 por ciento; y ahora estiman una inflación del 15 por ciento, pero sabemos que la realidad no será así”.

“Frente a los tarifazos de luz, gas, transportes, los gastos de educación, salud, o alquiler, a los trabajadores municipales se les hace imposible llevar adelante la vida familiar con dignidad”, exclamó.

En cuanto al rol de los representantes sindicales, Raúl Bazán habló de “un acuerdo de convivencia entre el intendente municipal y las autoridades del sindicato de Oscar Ruggiero, mientras no tenemos paritarias, Convenio Colectivo de Trabajo, ni estabilidad laboral”.

“La ley vigente dice que al día 366 ya pertenecés a planta permanente, no es respetada”, manifestó, al momento que denunció que “hay mas de 880 mensualizados” en Tres de Febrero.

“Nunca pasó que echaran a 156 compañeros durante ninguna administración anterior”, recordó el ex concejal, mientras criticó la modalidad de Monotributo que se aplica para la contratación de nuevos trabajadores.