Lo dijo en el programa Cuestiones y Contrapunto de Somos Oeste el concejal de Unidad Ciudadana, Hernán Sabbatella, quien aseguró que el gobierno de Morón “expresa claramente el espíritu autoritario, desprecian la democracia y la voluntad popular”.

Sabbatella habló de “la violencia política que se dio en la audiencia pública por el aeropuerto de El Palomar”, cuando “una patota encabezada por el jefe político de Cambiemos en la localidad y ex presidente del HCD en la época de Juan Carlos Rousselot, Oscar Álvarez, me agarra de atrás y me empieza a golpear mientras el intendente seguía hablando de la necesidad de diálogo”.
“Hicimos la denuncia penal con el nombre y apellido del agresor, y esperemos que se investigue”, agregó el concejal.

Al respecto del reparto de las comisiones del Concejo Deliberante, donde Cambiemos no le otorgó a Unidad Ciudadana ninguna titularidad, Hernán Sabbatella dijo que “históricamente se hizo respetando la proporcionalidad, y a nosotros nos votaron más del 32 por ciento de los vecinos de Morón”. “Somos la segunda fuerza”, aseveró.

El gobierno de Ramiro Tagliaferro “expresa claramente el espíritu autoritario, desprecian la democracia y la voluntad popular”, indicó el edil, y criticó que trasladen el horario de las sesiones a las 13 horas “para que no puedan participar los vecinos”, como sí sucedía durante su administración, cuando se realizaban a las 17 horas.

El legislador comunal habló de presencia de patotas en el Concejo Deliberante desde 2016, “y este año se recrudece la violencia política y los mismos personajes oscuros de los noventa”.

Hernán Sabbatella denunció que el actual gobierno moronense dejó de lado prácticas de transparencia en la administración como “el listado del personal municipal publicado en web, o el portal Morón Compra, con el fin de esconder información pública”.

“Esconden información, por eso durante nuestra gestión creamos la Oficina de Libre Acceso a la Información Pública o la figura del Defensor del Pueblo, porque había voluntad política de Martín Sabbatella y Lucas Ghi de combatir los nichos de corrupción, los que vuelven a aparecer”.

Presupuestariamente, el edil de Nuevo Encuentro criticó un ajuste de 100 millones de pesos en relación con el 2017. “Con una inflación del 25 por ciento, ajustaron también en seguridad”, y a pesar de que “hubo un impuestazo del 50 por ciento, las obras que se realizan se ejecutan con fondos nacionales y provinciales”, lanzó.

También el concejal denunció sospechas de negociados en las obras del Metrobus de Haedo. “El intendente habló de 6 millones de pesos de inversión, pero el expediente entra al HCD con una cifra de 49 millones de pesos, y termina licitándose por 150 millones de pesos. Claramente hay un desfasaje que no nos pudieron explicar nunca”, dijo.

Finalmente, Hernán Sabbatella confirmó que Lucas Ghi será el candidato de Unidad Ciudadana para la intendencia en 2019, “porque expresa mejor que ninguno nuestro proyecto para que Morón vuelva a tener un gobierno abierto, donde el vecino vuelva a ser protagonista”.