El Concejo Deliberante tresfebrense realizó ayer su segunda sesión ordinaria del año, en la que se dio ingreso a comisión a una importante cantidad de proyectos, y en la que se aprobaron algunos convenios con organismos nacionales y provinciales. Además, la bancada de Unidad Ciudadana intentó tratar sobre tablas un proyecto repudiando la intervención al Partido Justicialista nacional, pero no consiguió el respaldo necesario para habilitar la discusión.

Primeramente, pasaron a comisión algunas notas presentadas por concejales y vecinos. Se destacaron dos, impulsadas por Unidad Ciudadana, vinculadas a pedidos de informe sobre despidos de trabajadores del Municipio y sobre la suba de las tasas municipales.

Luego, pasaron a comisión una buena cantidad de proyectos, algunos impulsados por el Departamento Ejecutivo, en su mayoría convenios con organismo nacionales, provinciales y entidades del tercer sector; y otros surgidos de los diversos bloques que integran el Concejo Deliberante.

Sobresalieron, una solicitud al Departamento Ejecutivo para que intervenga con obras para mejorar la calidad de vida en el barrio Ejercito de Los Andes de Ciudadela, presentado por la edil del Frente Renovador, Sandra Lizarraga; un repudio al desembarco de la empresa Farmacity en el territorio bonaerense, impulsado por el peronista Alejandro Collia; y un pedido de informes sobre las actividades comerciales que se realizarán en el aeropuerto de El Palomar y su impacto en el distrito, presentado por Hugo Curto, de Unidad Ciudadana. Esa bancada buscará también, mediante un proyecto, que se declare la emergencia tarifaria en el distrito.

Por otra parte, el concejal Gustavo Spalletti pidió el pronto tratamiento de un expediente en el cual se repudian los dichos antidemocráticos del ex juez de la Corte Suprema, Raúl Eugenio Zaffaroni, y se solicita que sea declarado persona no grata en Tres de Febrero. El titular de la bancada Por la unión lo definió como un “procesista y empresario prostibular”. “Es el referente intelectual de una corriente de impunidad doctrinaria en materia penal en toda Latinoamérica, pero que tiene en Tres de Febrero a un sinnúmero de vecinos sumidos en la angustia de no encontrar justicia para su dolor. Por todas las víctimas de la inseguridad de Tres de Febrero, por todos los familiares y amigos de esas víctimas, es que solicito que este tema sea puesto en agenda”, señaló.

Asimismo, en esta instancia de la sesión, Máximo Rodríguez buscó que sea tratado sobre tablas un repudio la intervención al Partido Justicialista nacional dictaminada por la Justicia. El legislador de Unidad Ciudadana, en su alocución, apuntó contra el interventor determinado por el Poder Judicial, el sindicalista Luis Barrionuevo, y propuso que la votación del tratamiento sobre tablas sea realizada de manera nominal.

El massista Martín Jofré defendió al titular del gremio Gastronómico y ahora cabeza del justicialismo nacional, y recordó también, que en el año 2005, la Justicia también ordenó intervenir el partido, y ungió como presidente al entonces presidente Néstor Kirchner y desplazó del seno partidario “a compañeros del sector duhaldista y menemista, espacio al que el gobierno de Hugo Curto acompañaba en ese entonces”.

La moción no cosechó el respaldo necesario. Votaron a favor del tratamiento sobre tablas, los siete ediles del bloque Unidad Ciudadana y el concejal Daniel Pietrantonio, de la bancada Por la unión. Cambiemos, el Frente Renovador, el progresista Federico Ferreyra y Gustavo Spalletti, de Por la unión, votaron en contra. El proyecto fue girado a comisión.

Finalmente, se aprobaron los despachos de comisión, en su mayoría convenios con organismos nacionales y provinciales destacándose el firmado entre la Agencia de Administración de Bienes del Estado y la Comuna, vinculado a la cesión de los terrenos del llamado Campito de Ciudadela; y otro con el Fondo Nacional de las Artes. Además se homologaron dos importantes convenios de cooperación y asistencia, uno con el Pami y otro con el Inti.