Contrario a lo que se podía llegar a esperar, el discurso de apertura de sesiones ordinarias de Mario Ishii no estuvo enmarcado dentro del ámbito de la confrontación con los espacios opositores sino todo lo contrario. El foco estuvo puesto en el crecimiento del distrito y el precio de las tarifas.

“Llegamos con un distrito desequilibrado y hoy podemos decir que está equilibrado y a partir de ahora va a empezar a crecer, mucho más de lo que lo hemos hecho, que es más que muchos municipios en la Provincia o en el país”, expresó Ishii.

En este sentido, el jefe comunal destacó el crecimiento en el presupuesto municipal entre los años 2016 y 2018. “Tenemos un distrito donde no superamos el 30 por ciento de gente que puede pagar los impuestos”, expresó.

“La Provincia cumple con lo que nos tiene que dar pero no nos da más, algunos concejales con el mismo signo político hacen algunos esfuerzos pero no están llegando los fondos como uno quisiera”, manifestó Ishii e indicó que en su mayoría ese dinero fue destinado a obra pública.

Posteriormente, el alcalde lanzó una advertencia a la firma Edenor por el aumento en las tarifas. “Los incrementos son excesivos y la gente no los puede pagar, una jubilada del distrito quiere pedir un crédito para pagar”, dijo y anunció: “Si no hacen las comparaciones, iremos con una causa como querellantes”.

Más tarde, en rueda de prensa, Ishii sostuvo: “Hemos hecho más obras que cualquier distrito de la Provincia, dependemos mucho de la gobernación para funcionar”.

“No se pueden cobrar los servicios que se están cobrando, no digo que se llegue a un estallido social, pero cada vez aumentamos más la cantidad de mercadería que entregamos”, señaló Ishii y volvió a insistir: “Que Edenor modifique los valores o saldremos a hacerle una demanda”.