El jefe comunal brindó el tradicional discurso de apertura de sesiones del Legislativo. Repasó lo hecho el año pasado y adelantó objetivos para este. “Nuestro municipio es una ciudad entre las mejores del mundo. Es la cuarta mejor ciudad de la Argentina”, aseveró.

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, abrió ayer las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante, con un discurso en el que enumeró los logros de su gestión y adelantó proyectos para este año.

“Muchas de las obras que realizamos el año pasado fueron posibles gracias a que la voluntad popular puso en un mismo camino político a la Nación, la Provincia y el Municipio. Es un hecho histórico que nos ha permitido encarar obras postergadas. Los ciudadanos votaron para que haya unidad en los gobiernos, voluntad que no debemos traicionar”, fueron las primeras palabras del alcalde.

“Estamos viviendo un período intenso en cuanto a obras públicas de importancia social”, prosiguió, y mencionó algunas, como la construcción del parque público del puerto de San Isidro, la puesta en valor de la avenida Sarratea y las calles Uruguay y Paraná, la ampliación del Hospital Materno Infantil, la renovación de más 34 mil luminarias, la inauguración de tres túneles, la construcción de sendas aeróbicas, las obras de repavimentación, la creación de un parque público en Villa Jardín, el tendido de más de 1500 metros lineales de cloacas y la recuperación del Golf de Villa Adelina para crear allí un parque público.

Posse sostuvo que “el Municipio siempre se hizo cargo de tareas que no le competían en su jurisdicción, pero que afectan la vida diaria de nuestros vecinos”. En ese sentido, en materia de salud, informó que “nuestro polo sanitario, junto con el de Vicente López, atiende a buena parte del Gran Buenos Aires”, e indicó que cuenta con tres hospitales administrados por el Municipio y once centros de atención primaria. “Tuvimos 800 mil consultas en el último año”, y casi dos millones de atenciones, destacó, y expuso que “en la última estadística de mortalidad infantil hemos visto una retracción del 14 por ciento”. “Seguimos trabajando para bajar este indicador cada vez más”, agregó.

“Realizamos con recursos con los vecinos, y en convenio con Nación y Provincia, obras hidraúlicas que hacen que, ante la lluvia, no existan zonas inundables”, puntualizó. También ponderó lo hecho por la Comuna en materia de educación, como la construcción de jardines de infante, los Centros de Integración, espacios de facilitación del aprendizaje.

“En seguridad, somos el municipio pionero en materia de patrullaje municipal”, aseguró el intendente. Asimismo, planteó que San Isidro “ya alcanzó más de 1400 cámaras de seguridad instaladas y 120 kilometros de cables de fibra óptica”, más “una flota de 155 patrulleros municipales” y una fuerte asistencia a los patrulleros de la Provincia. “Las estadísticas dicen que este es el municipio con mayor presencia por habitante”, comentó, y expuso que en el distrito “el robo del automotor bajo un 50 por ciento, y disminuyeron un 58 por ciento los asaltos”.

“Construimos políticas de Estado a nivel local. La continuidad de las mismas en el tiempo nos permitió conseguir resultados indispensables para mejorar la calidad de vida de los vecinos”, amplió, y manifestó: “Nuestro municipio es una ciudad entre las mejores del mundo. Es la cuarta mejor ciudad de la Argentina”.

“En todo lo que hicimos, en lo que hacemos, en lo que queremos hacer hay un norte, lograr a través de nuestras políticas públicas el desarrollo del individuo hacia su plena autonomía. Esto es, que se valga por sí mismo, mediante la educación y el despliegue de capacidades que le permitan autoabastecerse y formar una familia, impulsado y contenido por el Estado”, promedió Gustavo Posse. “Invito a todos los concejales a que miren, mas allá de sus visiones particulares, ese horizonte común que tenemos, a que entre todos velemos por cada uno de nuestros vecinos. Ese norte que tenemos nos unirá, más allá de toda diferencia política”, añadió, y pidió que “las diferencias política no nos obstaculicen, perjudicando a nuestros vecinos”.

“No existe la más mínima posibilidad de conformismo en esta gestión, nuestro desafío diario es mejorar la oferta de servicios”, detalló. “Contamos con un equipo consolidado y con un rumbo claro y firme para seguir mejorando sobre la base de progresos comprobables, integrados con las gestiones nacional y provincial. Gobernar es tener presencia, brindar respuestas y facilitar que cada vecino de San Isidro mejore su vida, y eso estamos haciendo”, finalizó.