La ausencia del Estado en José C. Paz volvió a quedar en evidencia esta tarde luego de un accidente que tuvo lugar en avenida Hipólito Yrigoyen y Bramante. Un Volskwagen Polo que transitaba a alta velocidad con cuatro ocupantes a bordo perdió el control y terminó incrustado en un zanjón lateral. La presencia policial y de los bomberos tardó minutos vitales, por lo que los vecinos debieron colaborar con la única ambulancia que llegó al rescate de las víctimas.

Los zanjones abiertos a la vera de importantes arterias, sin demarcación ni protección, son una constante en José C. Paz, y hoy fueron factor determinante en una nueva tragedia cuando un automóvil terminó incrustado en uno de esos cauces sobre la ex Ruta 197.

Según testigos, la conductora del auto perdió el control luego de maniobrar para esquivar un colectivo. Tras el accidente, la mujer fue despedida por el parabrisas mientras que el resto de los ocupantes quedaron heridos dentro del vehículo.

Al no arribar al lugar personal policial ni bomberos, los mismos vecinos decidieron rescatar a las víctimas. A pesar de la buena voluntad cometieron errores al movilizar sin protección ortopédica a los afectados. La ausencia del Estado en el municipio que gobierna Mario Ishii es cada vez más evidente.

Tiempo después, ambulancias del sistema provincial SAME llegaron al lugar para trasladar a los heridos al Hospital Mercante, los que permanecen internados con pronostico reservado, siendo la más comprometida la conductora del Polo, una mujer de aproximadamente 50 años.