Padres y alumnos de la Escuela 21 de Barrio Alberdi Oeste, en José C. Paz, vienen protestando a diario dado que las clases no comenzaron en la institución porque las obras en el edificio, que iniciaron en el mes de noviembre de 2017, no fueron concluidas en tiempo y forma. Según señalan desde la comunidad educativa, el ciclo lectivo no iniciaría hasta mayo.

“Decidimos este miércoles cortar la calle Ugarteche, a la altura de la escuela, porque no tenemos respuestas ni de los directivos ni desde el Consejo Escolar”, indicó uno de los padres, que destacó la presencia de autoridades de ese organismo, los que de todas formas no brindaron ningún tipo de solución.

La escuela presenta graves deterioros que perjudicaron el normal dictado de clases durante 2017, particularmente los baños no pudieron ser utilizados el año pasado y fueron clausurados, por lo que se dispuso la utilización de baños químicos. Durante el verano, el gobierno de María Eugenia Vidal inicio obras de infraestructura para mejorar la situación, pero los trabajos no avanzaron y hoy el edificio está inutilizable. Según indicaron fuentes, existe la versión de que el dinero se habría girado al gobierno de Mario Ishii a través del Fondo Educativo y fue reasignado en otras partidas.

La ineficiencia del Estado provincial tiene también su contraparte en el Municipio. El Consejo Escolar no articula ni reclama, por lo que los padres también apuntan a los consejeros paceños.

Las obras están paralizadas, dicen los padres, los que reclaman a las autoridades una solución a corto plazo para que el alumnado no siga perdiendo días de clases.