El intendente más joven del conurbano cantó un bolero acompañado de un grupo de mariachis luego de inaugurar una obra en Malvinas Argentinas.

Leo Nardini asumió como intendente de Malvinas Argentinas en 2015 y desde el inicio de su gestión marcó una impronta joven en las calles del distrito, de cercanía con el vecino, de diálogo con cada uno de quienes se acercan cuando recorre los barrios, y sobre todo de escucha.

Pero en su última inauguración, dio un paso más, y se animó a cantar un bolero junto a un grupo de mariachis que estaba en la inauguración de un nuevo pavimento en la calle Congresales en la localidad de Villa De Mayo. Entre risas y aplausos, Nardini aceptó acercarse cuando el cantante le cedió el micrófono y terminó cantando todo un tema entero. Luego de cantar y tras el aplauso de los vecinos, bailó un vals con las vecinas que se turnaban para acompañar al intendente en distintas partes de la pieza musical.

No es de extrañar. Leo Nardini es el intendente más joven del conurbano -asumió con 35 años y actualmente tiene 37- y en cada inauguración siempre se caracteriza por tomarse el tiempo para dialogar con cada vecino, tomarse las fotografías que le piden, ponerse sombreros o remeras que los vecinos le acercan y hasta ingresar a las casas cuando lo invitan a pasar.

Además, en más de una oportunidad, saca su celular para solucionar algún problema o pasa su número personal para que le avisen si se solucionó. Una nueva forma de hacer política que empieza a ser tendencia.