El vehículo 4×4 que venía por mano izquierda cruzó a toda velocidad sin advertir al patrullero que tenía derecho de paso. Terminó arriba de un Volkswagen Gol que estaba estacionado con su conductora en el interior.

El accidente se produjo a las 8.30 de la mañana del sábado en la peligrosa intersección de 17 de Agosto y San Guillermo, en Martín Coronado.

La Toyota del área de Seguridad de la Municipalidad de Tres de Febrero chocó contra una camioneta, la que según las normas de tránsito debió cederle el paso, ya que el auto policial venía por la derecha a velocidad reglamentaria.

Tras la colisión, producto del fuerte golpe, la camioneta particular terminó arriba de un Volkswagen Gol. Su conductora, que segundos antes había ingresado a bordo, resultó con algunas contusiones. Mientras tanto, el conductor de la 4×4 y los agentes municipales tuvieron heridas leves.