Con trabajos nocturnos, el Municipio avanza en la renovación del centro comercial a cielo abierto de San Isidro. Las nuevas veredas se construyen en Belgrano, entre las vías y el Mástil, y un tramo de Rivadavia.

La primera etapa finalizó en diciembre en el tramo de Belgrano y 9 de Julio, entre el Mástil y 25 de Mayo. Fueron casi 3 mil metros cuadrados. En esta segunda etapa se llegará a 3 mil metros más.

“Los trabajos finalizarán aproximadamente a fines de febrero”, contó el subsecretario de Planeamiento Urbano, Diego Augusto.

La modernización del centro comercial también incluye ensanche de esquinas, nuevas luminarias, forestación y equipamiento urbano. Las obras se financian con la recaudación del estacionamiento medido.