Con financiación del gobierno bonaerense, el Municipio de San Miguel pavimentó las calles Garibaldi, entre Roque Sáenz Peña y Granaderos a caballo; y Roque Sáenz Peña, entre Garibaldi y Salerno, en el Barrio Santa Anita.

Este jueves, los vecinos celebraron la llegada del pavimento, obra esperada durante muchos años y que trae progreso a los barrios periféricos de San Miguel.

El intendente Jaime Méndez habló del compromiso de continuar con este tipo de obras que mejoran la calidad de vida en los barrios, y agradeció la colaboración del gobierno nacional y provincial, situación que no ocurría durante las administraciones anteriores, indicó.

Junto al jefe comunal estuvieron el presidente del Concejo Deliberante, Hugo Reverdito; el secretario de Gobierno Héctor Calvente; y el secretario de Trabajo y Producción, Fernando Inzaurraga. También acompañaron las concejales Ángeles Di Conza y Vanesa González, entre otros.