En medio del avance judicial contra varios sindicalistas, entre ellos Hugo Moyano, secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones, Octavio Argüello, titular de la seccional San Martín y Tres de Febrero del mismo gremio fue crítico con el gobierno nacional al que le atribuye fuertes influencias en la Justicia.

“Este gobierno le quiere dar batalla a los dirigentes gremiales con el objetivo de avanzar con la reforma laboral”, consideró, mientras desmintió la posibilidad de consenso con la CGT. “No hay intención de diálogo” desde Cambiemos, enfatizó.

Argüello sostuvo que, si el gobierno no ganaba las elecciones legislativas, “iban a negociar con los sindicatos”, pero ahora según dijo el jefe de Gabinete, Marcos Peña, “el mejor consenso para tomar decisiones es con la sociedad a través del voto”, por lo tanto, “ahora vendrán fuertemente con todo tipo de reformas”.

El hombre de Camioneros dijo que los brazos ejecutores del gobierno nacional son “la Justicia, que te lleva preso por las dudas; los medios que tienen el proverbio nazi de ‘miente que algo quedará; y la Gendarmería, que te garrotea cuando te querés manifestar en contra”.

“Amado Boudou estuvo detenido de forma arbitraria, eso quita seguridad jurídica al ciudadano, y lo tuvieron que soltar”, expresó en una crítica a la Justicia, y señaló que aún no hay condenados del gobierno anterior por las innumerables causas que existen.

Sobre la detención del sindicalista de SOEME, Marcelo Balcedo, acusado de evasión fiscal y lavado de dinero, Octavio Argüello sostuvo que “es sindicalista no se hasta qué punto, y usando el sentido común, por la mínima la cantidad de afiliados que tiene ese gremio, evidentemente el hombre tiene otro tipo de negocio”, a razón de la fortuna hallada durantes las investigaciones.
“Hay sindicalistas sobre los que la Justicia tiene que resolver, y si deben ser condenados, que lo estén”, expresó el triunviro de la CGT Regional Noroeste.

Por otra parte, dejó en claro que si el gobierno nacional busca avanzar con la reforma laboral, sea en un megaproyecto o en iniciativas fragmentadas, “nosotros vamos a hacer un rechazo muy fuerte, por el propio trabajador”.
“Nos echan la culpa del trabajo en negro a los sindicatos, cuando presentamos en su momento en Diputados un proyecto para terminar con la tercerización laboral y no nos dieron importancia”, recordó.

Finalmente, Octavio Argüello volvió a destacar la importancia de la construcción de un frente político sindical: “Hay que salir del encasillamiento de la protesta, es necesario ir con propuestas claras que hagan a un proyecto”.