El efectivo de Gendarmería y sus dos cómplices se movilizaban en una camioneta con armas de fuego, chalecos antibalas, precintos y picanas.

Tras una intensa persecución, tres hombres, entre ellos un gendarme, fueron detenidos en Morón. La investigación surgió a raíz de un llamado al 911 y en la camioneta se encontraron tres armas de fuego, chalecos antibalas, precintos y una picana.

El integrante de la Gendarmería Nacional Argentina trabaja en la villa 1-11-14 y era el dueño del vehículo. Otro de los detenidos es un hombre de nacionalidad boliviana que recientemente salió del penal de Sierra Chica por una “portación de arma de guerra”; y el tercero, un argentino que tenía una causa por “portación de arma de uso civil”.

El operativo estuvo a cargo del Comando de Patrullas de Morón. Una de las pistolas encontradas en el vehículo es la provista por la Gendarmería, al igual que los chalecos.