El titular de la bancada del PJ-FpV de Tres de Febrero, Máximo Rodríguez, se refirió a la no renovación de contratos de varios trabajadores municipales que tuvo lugar este mes de enero, y al stand by de varias obras públicas iniciadas por el gobierno de Diego Valenzuela.

“Estamos dolidos porque son más de 150 los despedidos, y perder el trabajo en estas fechas es complicado”, sostuvo el edil, quien criticó la falta de preaviso a los empleados y la falta de criterio con el que se aplicó esta acción.

“Se despidió a gente de muchos años  en el Coro y la Orquesta Municipal, cuando este gobierno se vanagloriaba de que eran sus estandartes, pero al parecer un día sirven y otro día no”, exclamó Rodríguez, y entendió que “no alcanza el dinero, por eso reducen”.

El concejal además criticó el párate de obras públicas, como el caso del barrio Derqui, “que a casi dos años de su anuncio, junto al presidente Mauricio Macri, a la fecha no está terminada”. También remarcó que el Paseo de los Granaderos lleva ejecutado un tercio de la obra a varios meses de iniciados los trabajos.
“En nuestro rol de controlar, muchas veces cuando hacemos las críticas propias de la oposición pareciera que se enojan”, manifestó sobre el gobierno de Diego Valenzuela.

“Nos duele porque hablan de transparencia, de que son los mejores, que en años anteriores no hicieron las cosas como correspondía, pero esto no es así”, dijo el hombre del peronismo, de todas maneras, durante el gobierno de Hugo Curto tampoco los trabajadores contratados lograron la planta permanente, por lo que respondió: “Puede haber responsabilidad compartida, pero este gobierno lleva dos años y meses, por lo que tampoco ellos han corregido lo que criticaban”.

También Máximo Rodríguez criticó al rol del Sindicato Municipal, que dirige Oscar Ruggiero. “Para ser conductor hay que ponerse al frente de los conflictos, y en Tres de Febrero, desde el gremio oficial nadie lo ha hecho”, lanzó.
“Los dirigentes sindicales que representan a los trabajadores deben ponerse los pantalones largos y decir por lo menos qué es lo que opinan de esta situación”, exclamó.

Por último, consideró que el gobierno que encabeza Valenzuela “debe corregir cosas, porque el capricho de decir que no se equivoca, lo lleva a persistir en estos errores”.