Se trata del Servicio de Mediación, la dependencia municipal de Tigre que busca generar acuerdos voluntarios en las controversias entre vecinos lleva ya una década de labor al orientar a los habitantes del distrito.

El Servicio de Mediación que lleva adelante el Municipio de Tigre cumplió 10 años, desde su creación, en el año 2008. Esta dependencia municipal tiene el fin de lograr acuerdos voluntarios en los conflictos entre vecinos.

Pedro Ridosz, director general de Mediación, remarcó: “Es un orgullo que el servicio haya cumplido una década, tenemos un alto impacto en la sociedad. Durante 2017 logramos alcanzar acuerdos en un 60 por ciento de los casos, y además, en junio fuimos reconocidos por funcionarios del Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires”.

Los principales conflictos que se tratan en esta dependencia municipal son convivencia, ruidos molestos, inconvenientes causados por árboles, humedad y filtraciones de agua, construcciones, rajaduras y fisuras, contaminación e inmisiones, limpieza de terrenos. En cada caso, el rol del mediador es utilizar tanto su conocimiento en áreas jurídicas y municipales, como sus técnicas y herramientas de comunicación, y llegar a un acuerdo que satisfaga a ambas partes.

Debido a su importancia, trascendencia, efectos jurídicos y/o peligrosidad de entorpecer a la Justicia, el Servicio de Mediación no trata temas laborales, causas penales y/o contravenciones, causas con denuncia penal previa o con acción judicial iniciada y conflictos vinculados al derecho de familia. Los mediadores, sin embargo, sí podrán asistir a los vecinos y derivar la causa al lugar correspondiente para encontrar la solución buscada.

El proceso puede iniciarse presencialmente completando la solicitud en el Centro de Mediación o en las delegaciones correspondientes. También se pueden realizar consultas a través de la página web municipal, comunicándose por teléfono al 4512 – 4259 o enviando un correo electrónico a [email protected]