A razón de la declaración del esposo de la mujer de 50 años baleada ayer el Loma Hermosa, la existencia de un robo resultó ser falso testimonio del hombre, quien ahora señaló ante las autoridades que se trató de un accidente domestico en el cual su esposa accidentalmente se disparó con un arma de fuego del tipo pistola calibre 22.

Ahora la investigación se centra en un posible caso de violencia de género, por lo que la Justicia se dispone a tomar declaración al entorno familiar.

El hombre entregó el arma, la que quedó secuestrada para las pericias pertinentes. Al momento, no se libró orden de detención sobre el marido. La víctima se recupera.