Una policía bonaerense murió ayer tras permanecer un día internada en coma luego de ser atropellada por un conductor que no quiso ser identificado y que huyó en la localidad bonaerense de Lanús, informaron fuentes policiales.

Se trata de Noelia Fernández, de 24 años, quien era oficial de la Policía Local de Lanús y que murió en el Sanatorio Fitz Roy de la Ciudad de Buenos Aires, en donde permanecía internada en coma inducido producto de un fuerte traumatismo de cráneo que sufrió cuando fue atropellada por un conductor que no quiso identificarse.

El hecho ocurrió ayer alrededor de las 20 en el cruce de la avenida 9 de Lulio y la calle Anatole France, en el centro de la mencionada localidad y a una cuadra de la estación del ferrocarril Roca.

Fernández se encontraba junto al agente Diego Porcella cumpliendo funciones de caminantes, cuando detectaron que un auto Peugeot 206 de color azul oscuro estaba mal estacionado, informaron a Télam fuentes policiales.

Unos minutos después llegó el conductor del vehículo, quién sin importarle la presencia policial y sin querer identificarse, encendió el mismo y aceleró, atropellando a la víctima que se encontraba enfrente del auto.

Por este motivo, Porcella se sujetó de la puerta y el conductor lo llevó arrastrado alrededor de 50 metros por la calle Anatole France para luego escapar del lugar a toda velocidad.

Los agentes fueron trasladados por el SAME al hospital de Lanús, en donde se realizaron las primeras atenciones a la oficial Fernández antes de que fuera derivada al centro de alta complejidad mencionada de la ciudad de Buenos Aires. En tanto, su compañero no sufrió lesiones de gravedad, señalaron los voceros.

Intervino en la causa el fiscal Sergio Adrián Shaffer, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción 2 de Lanús, quien dispuso el secuestro de las cámaras de seguridad de la zona.

Gracias a las mismas el fiscal habría logrado identificar al vehículo, por lo cual en las próximas horas iba a ordenar una serie de allanamientos para poder dar con el paradero del prófugo.