El presidente del Concejo Deliberante de Merlo, Pablo Rendich, conversó en exclusiva con SMnoticias, y durante la extensa charla se refirió a su gestión al frente del Legislativo y a la posibilidad de continuar como titular del mismo. Además, en lo político, analizó el resultado de las elecciones y habló la aspiración del intendente Gustavo Menéndez de presidir el justicialismo bonaerense.

Inicialmente, Rendich realizó un balance de su gestión como presidente del Concejo. “Encontré una distancia muy grande entre el Deliberante y la gente. Muchos vecinos no reconocían al Concejo Deliberante como un lugar propio”, dijo, y consideró que “el Poder Legislativo puede hacer muchísimas cosas por el crecimiento de Merlo”. Hemos trabajado fuertemente por la revinculación con la gente”, expresó.

En esa línea, destacó la promoción de artistas a través del ciclo cultural “Música en el recinto”; el ciclo de capacitaciones deportivas para profesionales de la educación y vecinos en general; y la realización de “actividades similares con temas como la violencia de género o la violencia intrafamiliar, también con el apoyo de la Justicia”. “Además, hemos regularizado la actividad del Legislativo, en tanto se ha ampliado la cantidad de comisiones de trabajo. Aumentamos el cuarenta por ciento del presupuesto en esa materia, y además renovamos la mitad de este viejo edificio, transformándolo con oficinas modernas, que cuentan con computadoras e Internet”, continuó, y recordó que “también inauguramos el primer Digesto de ordenanzas, para agilizar la tarea legislativa”.

En cuanto al diálogo político, el legislador se mostró “muy agradecido por el respeto de todos los bloques”. “Todos interpretaron que este nuevo tiempo político exigía una enorme responsabilidad a la hora de legislar, y que era importantísimo sacar muchos proyectos por el bien de Merlo. Había que poner a Merlo de pie”, sentenció. Sus pares, entendió, “han trazado una línea y se han permitido discutir por diversos temas del orden nacional y provincial, pero en lo local, nos pusimos a trabajar analizando proyecto por proyecto, tratando que salga todo aquello que tiene que ver con obras, con la salud y la seguridad”. “Ante este tipo de proyectos hemos conseguido una cantidad importante de votos”, subrayó.

Asimismo, sobre el futuro Concejo Deliberante, manifestó: “Estamos por recibir a los nuevos concejales y empieza una etapa muy interesante, con hombres y mujeres de mucha experiencia y muy conocedores de Merlo y de lo que sucede en cada uno de los barrios”. El objetivo es, indicó, “sacar lo mejor de estos ediles”, y planteó que “el desafío es poder llegar a donde hay una necesidad”. “Vamos a seguir teniendo bloques opositores”, remarcó, y en tanto Cambiemos es gobierno y la Provincia y la Nación, opinó que es lógico que los actores políticos locales de ese espacio busquen tener una preponderancia política mayor, pero pronosticó que continuará la línea de trabajo, con prioridad en la realidad de Merlo, que describió anteriormente.

Para cerrar el tema, el presidente del Legislativo hizo alusión a su continuidad o no como titular del cuerpo, y dejó en claro que, por ahora, no es un tema relevante. “Una vez conformado el cuerpo los concejales elegirán a quien quieran como presidente del Concejo Deliberante. Yo estoy muy contento de hoy conducir el Legislativo, y si me toca continuar lo haré con muchísimo gusto, pero estoy al servicio de la comunidad y estaré en donde crean que puedo hacer mejor las cosas. “Voy a estar preparado para acompañar este proyecto municipal  desde el Legislativo o desde un ámbito Ejecutivo”, completó.

Ya en otro orden de cosas, respecto al resultado de los comicios de octubre, el dirigente señaló que “fue un premio para el Ejecutivo local”. “La gente ha reconocido el trabajo que hizo el intendente Gustavo Menéndez y ha entendido que había que darle un voto de confianza para continuar con este proyecto”, declaró, dejando entrever que “se vio un fuerte componente local del voto”.

“También en Merlo pesó la influencia nacional, en tanto tuvo injerencia en el voto lo que dejó el gobierno” kirchnerista, añadió. “Muchísimos vecinos que no tenían acceso a derechos pudieron consustanciarlos a través de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. La gente quiso reconocer por eso a la ex presidente, apoyándola como candidata a senadora nacional, y por eso se obtuvo el mismo porcentaje de votos en los cuerpos nacional y municipal”, mencionó. Y agregó: “Cuando se dice que Merlo es peronista es una realidad. El votante de Merlo ve con muy buenos ojos las políticas relacionadas con la defensa de los que menos tienen, que son las que pregona el peronismo”.

A su vez, Pablo Rendich aseguró estar “muy contento de acompañar a nuestro jefe comunal en su desarrollo político, el cual lo pone ahora ante la posibilidad de conducir el Partido Justicialista bonaerense”. “Su candidatura es la representación de los intendentes peronistas, muchos de ellos jóvenes y que tienen un solo mandato de gobierno, que buscan una renovación y el famosos trasvasamiento generacional. Queremos salir de la situación que nos ha llevado a tres derrotas consecutivas en la provincia de Buenos Aires, y preparar un partido con bases solidas e impulsar un modelo político, económico y social que permita mejorar la calidad de vida de los ciudadanos bonaerenses. Queremos ser opción de gobierno en las próximas elecciones”, afirmó.

“Es necesario producir un relanzamiento del peronismo en la Provincia, en un momento donde, desde el otro lado, hay una avalancha comunicacional que pretende imponer que el peronismo murió y se está cayendo en la Provincia”, amplió. “Entendemos que los que conducen el partido han tenido la posibilidad, durante varios años, de dar lo mejor, pero hoy hay un grupo de intendentes nuevos con mucho empuje, nuevas ideas y otra forma de llegar a la gente, y que tienen el poder territorial y el conocimiento de lo que pasa día con el vecino”, desarrolló.

Finalmente, el edil consideró que “el amor propio” y los diferentes “intereses personales” llevaron a que no haya una sola lista en las elecciones partidarias venideras. “Fernando Espinoza cree que ha hecho mucho por el partido y merece continuar en el cargo, pero muchos reclaman que no logró generar los consensos necesarios”, comentó, y ejemplificó diciendo que en las últimas elecciones el peronismo ha estado dividido e incluso por fuera del sello partidario.

“Este tiempo que se viene requiere de la confluencia de diferentes sectores, que estén sentados en una misma mesa aquellos que han formado parte del massismo, del randazzismo y de Unidad Ciudadana. Es tiempo que se terminen las divisiones”, aseveró.  “Ha habido falta de habilidad y caímos presos de enfrentamientos y grietas que no forman parte nuestra. Hoy tiene que haber alguien que aglutine, siente en la misma mesa y llame a conversar en el idioma peronista, y ese alguien es Gustavo Menéndez”, cerró.