El video lo difundieron desde la empresa de transportes a través de Facebook. Se trata de un punga que, según testimonios, opera de la misma manera en distintas líneas de colectivos de la zona. Quedó grabado por cámaras de la unidad cuando le arrebató el celular a una pasajera. Luego por redes, la mujer del ladrón ofrecía a la venta el teléfono liberado.

A pocos minutos de que el video del robo fue subido a Facebook, conocidos del punga lo identificaron y expusieron su identidad. A las pocas horas, el caco de nombre Fabio cerró su cuenta en la red social al igual que su mujer, Elena. Antes pudieron advertir que su pareja, cómplice, ofrecía los teléfonos que su hombre sustraía cobardemente.