Ambos dirigentes gremiales participaron del plenario de la Región Norte y asentaron su negativa a las reformas que pretende implementar el gobierno nacional. También se pidió apertura de paritarias en la Provincia y que no se lleve a cabo la armonización del IPS.

El titular de ATE bonaerense, Oscar ‘el Colo’ de Isasi, y su par de ATE Zona Norte, Fabián Alessandrini, compartieron la mesa central en el plenario de la Región Norte celebrado en la localidad de Tigre.

Al respecto, Alessandrini, expresó: “Nuestro sindicato está en alerta permanente. Los anuncios de este gobierno demuestran que se va por el sector privado y luego por el estatal. Vemos que el año que viene será de conflicto, donde vamos a buscar que se nos respeten los derechos obtenidos. Hay que resistir al ajuste”.

Consultado por los principales puntos del plenario respondió que “hoy hay un gran debate donde tenemos que estar unidos frente a este gobierno que responde a las clases dominantes”. “Hoy nos levantamos con la noticia del cierre de los trabajadores electrónicos en Tierra del Fuego, donde se acepta salarios a la baja y congelamiento de las paritarias. Esto ya pasó en los noventas, es aceptar las condiciones que nos dan o despiden compañeros”, sentenció.

“La armonización del IPS es clave, no podemos dejar que se haga eso porque vamos a ir a la baja. Nuestros jubilados perciben un 70 por ciento de su haber que es mucho más alto que el de ANSES. Otro tema es la lucha salarial donde hoy nos ofrecen un 10 por ciento, que es algo irrisorio. El promedio de nuestros salarios es casi de pobreza, con trabajadores que ganan 8 mil pesos por mes”, señaló Alessandrini.

Por su parte, el secretario general de ATE bonaerense informó que “hoy hacemos dos actividades”. “Una es el plenario del norte de la Provincia donde planteamos la necesidad de organizar el gremio en busca de representar lo mejor posible a nuestros afiliados. Buscamos la obligatoriedad de elegir delegados más allá del pensamiento político que tenga, también la paridad y la alternancia en la conducción”, agregó.

“La otra es la acción de lucha. Hay un panorama alarmante que pretende mano de obra esclava para que las multinacionales se radiquen en el país, una reforma de seguridad social que quiere transferir millones de los aportes de los trabajadores a los grupos concentrados y la tercer reforma que significa despidos en todos los ámbitos”, continuó De Isasi.

Por último puntualizó: “Las luchas en este fin de año están marcadas por el inicio de la discusión salarial, que buscamos que esté por encima del salario mínimo y recuperar lo perdido por la gestión de María Eugenia Vidal. Por otro lado hay que defender el trabajo y el pase a planta permanente de los miles de trabajadores que hoy están precarizados”.

“La defensa del IPS y IOMA son consignas muy importantes. Aceptar la armonización significa entregar la caja a los grupos económicos. También decimos no a la Cobertura Universal de Salud y la reforma educativa, porque apunta a la privatización de esas áreas que son tan sensibles para nuestra comunidad”, concluyó el gremialista.

Participaron del plenario el secretario general de la seccional tigrense de ATE, Javier Charquero, y sus pares de todas las seccionales del norte de la Provincia.