El Municipio de San Isidro finalizó el ensanche y la repavimentación de Uruguay, entre avenida Sucre y Acceso Norte (Ramal Tigre); el tramo quedó liberado a la circulación vehicular.

El ancho de la calle pasó de 7,30 a 13,34 metros, aumentó la superficie de la calzada de transitabilidad en un 80%. Ahora hay dos carriles por mano, algo que agiliza la circulación, el ingreso y egreso a San Isidro.

La obra se realizó con fondos del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires en forma conjunta con el Municipio de San Fernando, ya que esta arteria es el límite de ambos distritos.

“La construcción se extendió en unos 18 mil metros cuadrados de pavimento, que reemplazaron a los 10 mil metros existentes y se completó con la ejecución de cordones en todo el tramo”, precisó el secretario de Obras Públicas, Bernardo Landívar.

El nuevo asfalto comprendió el tendido de una sub base de 20 centímetros de espesor con suelo seleccionado; otra sub base de 20 cm. de espesor de suelo seleccionado con cal; una base de hormigón simple de 15 cm.; y una calzada de hormigón rico de 30 cm. reforzado con malla de acero.

Las obras incluyeron la construcción de 700 metros lineales de desagües de hormigón entre Esnaola y Los Patos.

La renovación de Uruguay comprende nueva iluminación, señalización horizontal con pintura termoplástica, señalización vertical del cruce y su zona de influencia, reconstrucción de veredas afectadas por las obras, y rampas de fácil acceso en todos los cruces.