La llegada de la empresa Fly Bondi, que opera como Low Cost, a la base aérea de El Palomar fue el centro de atención la última sesión ordinaria del Concejo Deliberante de Hurlingham. La mayoría de los bloques protestaron y señalaron que será perjudicial para el distrito.

Al hablar de la línea aerea Low Cost que se instalará en la base de El Palomar, Adrián Eslaiman, del Frente para la Victoria fue tajante. “Se autorizó a que se operen vuelos comerciales”, indicó el edil, quien sostuvo que se trata de una “ilegalidad” y argumentó que se viola “la Ley Provincial Integral de Medio Ambiente” y el Artículo 41 de la Constitución Nacional.

“No hubo ningún estudio previo de impacto ambiental, el cual es obligatorio. Para el 2018 habrá un avión Boeing 737 atravesando o despegando cada media hora y para el 2021 cfada diez minutos, sobrevolarán por la ciudad de Hurlingham a muy baja altura”, protestó.

Desde el Frente Renovador, también acompañaron el proyecto. Mario Petito expresó que se ven cotidianamente las salidas y llegadas de la base aerea y a veces “los fallidos despegues en días de lluvia”. “Esperamos que el intendente tome las medidas judiciales correpondientes”, indicó.

El expediente que trataba un decreto por el cual se le solicitaba al Ejecutivo que tome las vías legales correspondientes fue aprobado con los votos del FpV y el Frente Renovador y contó con la negativa de Cambiemos y el socialismo.

En otro orden, el cuerpo se manifestó mediante un proyecto de decreto en contra de la reforma previsional. Desde los bloques del FpV, Frente Renovador, PJ y socialismo indicaron que se intenta “vaciar la caja del Instituto de Previsión Social” y le “exigieron” al Gobierno Provincial no suscribir al convenio.