Después de 40 años llegó el agua corriente a la primera etapa del barrio El Libertador de Tres de Febrero. Santos, vecino del barrio, se vio sorprendido por la gran noticia. Como él, otros 4280 habitantes del barrio pudieron conectarse a la red luego de una obra realizada por AySA, la Nación y la Municipalidad.

Santos celebró la conquista en el barrio a pura mateada con el flamante chorro de agua corriente, y el primero fue para el embajador del Reino de los Países Bajos, Martin de la Beij, que no se quiso perder la ceremonia y menos el culto criollo. Es que hace un tiempo el intendente Diego Valenzuela había conversado con él en una cena recaudación del Hospital Garraham, junto a Pablo Bereciartua, subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación.

Les tocó la misma mesa, y allí aprovechó para enumerarle todos los esfuerzos que están haciendo para llegar al 100 por ciento de agua y cloaca en Tres de Febrero, y lo clave que sería tener su supervisión y el aporte de expertos a futuro que ayuden a llegar al objetivo más rápido (los Países Bajos está a la vanguardia de la ingeniería hidráulica ya que el país está en su mayoría construido sobre el agua).

A Martin de la Beil le encantó la idea. Era su primera vez en el conurbano. Luego de El libertador, se dirigieron a Ciudad Jardín, donde fueron testigos de la renovación de la red de agua del barrio, donde cambiaron cañerías de más de 70 años sin mantenimiento. Dicen que Martin quedó enamorado del barrio y deslizó: “Podríamos tener un consulado aquí. ¿Por qué no en el conubano?”.

Sobre el final acordaron trabajar juntos el Intendente y De la Beij ofreció ser útil en lo que más pueda sobre este tema.

El diputado provincial recorrió la construcción del establecimiento de salud sanfernandino, que tendrá prestación gratuita, más de 15 especialidades, guardia, quirófanos y laboratorio. “Esta obra va a coronar todo el trabajo del Municipio para una mejor calidad de vida”, aseguró el legislador bonaerense.

El Municipio de San Fernando elevará la jerarquía de su propio sistema de salud con el primer Hospital Municipal, un edificio de 8.000 metros cuadrados ya en avanzada obra que tendrá guardia, quirófanos, laboratorio y 15 especialidades médicas para adultos y niños.