La denuncia llegó vía redes sociales a nuestra redacción. Se trata de un perrito que vive en una casa de la calle Curapaligüe, en Caseros, que día y noche padece las inclemencias del tiempo a la intemperie, y manifiesta su padecer con un profundo llanto que preocupa a todo el vecindario.

Según nos cuenta Nicolás, y lo muestra en un video enviado enviado a nuestro mail [email protected], el pequeño cachorro no tiene resguardo de las lluvias, como tampoco del frio o del rayo del sol. Pasa la mayor parte del día y la noche en el patio de la casa, llorando con congoja.

“El llanto es muy profundo, nos preocupa la integridad del animal, pero también nos afecta el sueño, ya que se prolonga toda la madrugada”, reconoce el lector de SMnoticias.

Como Nicolás, podés enviarnos tu denuncia o pedido por nuestras redes sociales o al mail [email protected]