El concejal del Frente Renovador conversó con SMnoticias sobre el desarrollo de la campaña electoral y cargó duro contra el presidente del Concejo Deliberante de Tres de Febrero luego de que el Tribunal de Cuentas requiriese a los legisladores explicaciones del por qué no se votó la última Rendición de Cuentas.

Durante las recorridas por los barrios, comentó el concejal, “la gente nos cuenta los problemas diarios, como los comerciantes que venden menos, lo que demuestra que las cosas no están bien”.

“La gente en su momento decidió que el administrador del partido de Tres de Febrero sea el intendente Diego Valenzuela, pero para el Concejo Deliberante votó su propio pensamiento, y los 24 concejales, y los que conducen son quienes deben respetar eso”, consideró.

Pietrantonio denunció que el valenzuelismo “no le da crédito a la Ley Orgánica de las Municipalidades ni a la Constitución bonaerense, por lo tanto no votamos la Rendición de Cuentas, porque no tienen en cuenta al Legislativo”.

Al respecto de una solicitud que hizo el Tribunal de Cuentas provincial a cada uno de los ediles de Tres de Febrero, el ex secretario de Gobierno explicó que ni el Frente Renovador ni en Frente para la Victoria acompañaron los gastos de recursos municipales durante 2016 “respecto a la obra pública, la salud, y la seguridad”.
“Con una serie de artilugios no éticos, el presidente del Concejo Deliberante (Sergio Iacovino) llevó adelante la votación al 31 de mayo para no discutir en el recinto, por lo que el Tribunal nos requiere el por qué no se trató el expediente”, manifestó, y en cuanto a la respuesta del bloque, dijo que “expusimos por qué evadieron tratarla los que conducen en Legislativo “.

“Fuimos 13 concejales quienes firmamos para que se llamara al tratamiento, pero automáticamente el presidente, creyéndose un superpoderoso que lee la Ley Orgánica como se le da la gana, recibió la nota por la tarde y citó para el día siguiente a la mañana, por lo que muchos concejales no estuvieron enterados, por lo tanto lo hizo con toda la intención para que la reunión fracase”, denunció. A una segunda convocatoria, hizo caso omiso, agregó.

Para el concejal massista, el Tribunal de Cuentas terminará por “multar a quienes no llevaron a cabo la sesión”, mientras tanto recomendó al Departamento Ejecutivo “respetar al Concejo Deliberante, porque es la herramienta que permite el libre juego de la democracia”.