“Hay que cambiar porque ya se probó el cambio y fue para peor”, dijo la ex mandataria durante un acto de campaña en Lanús. Criticó al gobierno al afirmar que “unos pocos se apropiaron del Estado para hacer sus negocios”.

La candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner, calificó a Mauricio Macri como “un presidente empresario”, durante un acto proselitista en Lanús, donde volvió a criticar al gobierno.

La ex presidenta también les pidió a los bonaerenses que el próximo 22 de octubre, en las elecciones generales, “hay que cambiar porque ya se probó el cambio y fue para peor”, ya que “sacaron lo que estaba bien y empeoraron lo que había que mejorar”.

En un discurso corto, pero con un abanico de cuestionamientos a la gestión de Macri, Cristina Kirchner tuvo un ida y vuelta permanente con los militantes y vecinos presentes en la localidad de Villa Caraza, que, ante la consulta de la ex mandataria sobre cuál era la situación actual respecto a la inflación, al trabajo, a los medicamentos y a la inseguridad, contestaban a los gritos “peor”.

Ante las reiteradas respuestas del público en contra de Cambiemos, Cristina Kirchner reflexionó: “Claro que las cosas cambiaron, pero para peor porque sacaron lo bueno y empeoraron lo que había que mejorar. Pero siguen hablando del cambio”.

“Este 22 de octubre, hay que cambiar. Ya se probó y mirá como nos va. Peor con la inflación y ahora el trabajo es un problema”, señaló la candidata de Unidad Ciudadana, que además cargó sus tintas sobre los funcionarios del gobierno al afirmar que “unos pocos se apropiaron del Estado para hacer sus negocios”. Y continuó: “Deberían decirle a este presidente empresario que los derechos no se regalan, se ejercen, y el Estado es el garante”.

Durante su discurso, la ex mandataria también se refirió a la detención de una mujer por besar a su esposa en la estación de trenes de Constitución y fustigó: “¿Y dicen que son el cambio y la modernidad?”.

Ante el ya típico cántico kirchnerista de “Vamos a volver”, Cristina Kirchner manifestó: “No se trata de nuestro espacio, de querer volver nosotros. Lo que quiero que la sociedad vuelva a ser la dueña del Estado, y no un grupo de empresarios”.