Funciona desde hace algunas semanas en la intersección de Castro y Rogelio Vidal, en Villa Libertad, sin ninguna medida de seguridad tanto para los operarios como para los vecinos que sufren no solo de la suciedad proveniente del lugar, sino también de delicadas consecuencias en la salud. “El Municipio no nos escucha”, dice la gente.

“Al hacer el reclamo a la Municipalidad nos informan que la cascotera fue clausurada el viernes 22 de septiembre a consecuencia de las incontables denuncias, sin embargo, ahora la clausura se levantó y tienen 60 días para adecuar el lugar y así obtener la habilitación definitiva; siguen trabajando y afectándonos como si nada”, comentó Romina, vecina de la cuadra.

cascotera1

“Nosotros que estamos muy cerca del lugar vivimos un infierno, con la casa constantemente sucia, llena de polvo, a lo que se suma que mi nena que sufre de los bronquios ahora se encuentra con broncoespasmos reiterados”, aseguró la mujer.

Según indica, desde la instalación de la cascotera, gran parte de los vecinos presentan cuadros de tos crónica debido a la continua inhalación de polvo durante todo el día. “Comienzan a trabajar a las 7 de la mañana y lo hacen hasta las 19 horas con suerte, sábados y domingos incluidos”, dice la denunciante, a lo que suma los ruidos molestos provocados por maquinaria y camiones que trabajan a cielo abierto.

“Me indigna que desde la Municipalidad permitan esta irregularidad, nos mandan al Juzgado de Faltas 3 a seguir con reclamos que terminan siendo una pérdida de tiempo”, aseguró la vecina de Villa Libertad.

cascotera2

Cómo Romina, podés enviarnos tu denuncia o pedido a nuestras redes Facebook, Twitter e Instagram, o por mail a [email protected]