Este mediodía, once alumnos presentaron nauseas y vómitos tras lo que se cree, en primera instancia, fue una intoxicación con monóxido de carbono en el interior de la escuela parroquial Santa Marta de la localidad de Villa Tesei, en Hurlingham.

Acudieron Bomberos Voluntarios, Policía y Defensa Civil ante el llamado de lo que se creía inicialmente se trataba un escape de gas, alerta desactivada posteriormente.

Los alumnos afectados por la intoxicación fueron traslados al hospital Papa Francisco y al San Bernardinoo para tratar de determinar fehacientemente el agente tóxico que causó el malestar. Tomaron a su vez muestras de agua para su estudio. Las clases fueron suspendidas y el establecimiento clausurado en forma preventiva.

Según le contó el secretario de Salud Alberto Maceira a SMnoticias. El jueves se habían dado los primeros casos de intoxicación, con lo que se procedió a cortar el gas de la escuela inmediatamente. Pero al volver a darse la problemática se decidió la clausura del lugar.

Maceira también aclaró que ningún caso reviste gravedad y que si bien la intoxicación parece ser por inhalación, se descarta la primera versión que hablaba de una fuga de gas en el edificio.