El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, se dirigía por la mañana a una actividad de gestión, cuando desde la ventanilla de su auto notó que algo grave estaba sucediendo en la puerta de una casa de la calle Murias, en la localidad de Caseros.

En ese preciso instante descendió de su vehículo para impedir que un hombre, de 50 años, continúe con golpes de puño a plena luz del día a una mujer, de 44. Victima y victimario son pareja y tienen dos hijas menores.

El hombre está preso y a disposición de la Justicia, y la mujer permanece internada en un hospital con una pierna fracturada y con lesiones en varias partes de su cuerpo, incluso en su rostro.

La víctima ya había abandonado la casa del atacante por ya haber padecido, en otras oportunidades, hechos de violencia, sin embargo volvió.

El mismo Diego Valenzuela hizo la denuncia pertinente en una comisaría de la misma localidad y ofreció ante la Policía su versión del hecho.

Intervino en el caso la comisaría 1ª y la Unidad Funcional de Instrucción 7, a cargo de la doctora Diana Mayco.