El Registro Civil bonaerense moderniza sus servicios y comienza a inscribir de modo digital las defunciones y nacimientos.

Más de un siglo después del inicio del Registro de las Personas de la provincia de Buenos Aires, allá por 1880, la actual administración bonaerense comenzó a procesar sus trámites de modo digital.

Fue San Miguel el distrito que tuvo el privilegio de dar el puntapie inicial a este proceso, ya que en una de sus delegaciones se registró la semana pasada el primer acta de nacimiento digital en la historia de la Provincia.

En enero de 2016 comenzó el relevamiento de archivo, escaneo de actas, capacitación al público e informatización de los registros civiles. El objetivo es poder digitalizar todas las partidas -defunción, nacimiento, matrimonio y unión convivencial- para mejorar el almacenamiento, seguridad y agilidad en los trámites.

Primero, se comenzó con las defunciones, y ya hay 33 de las 483 delegaciones de la Provincia que las inscriben digitalmente. El segundo paso fueron los nacimientos, que se informatizaron en 5 distritos de la provincia.

En San Miguel se realizan un promedio de 450 inscripciones de nacimiento por mes. El 30 de agosto pasado, bien temprano en la mañana, una familia vecina del distrito registró el nacimiento de su hija y quedó archivado como el primer acta de nacimiento digital.