En sesión extraordinaria, el Concejo Deliberante de Hurlingham aprobó el pliego de la licitación para la recolección de residuos, el cual impone las condiciones a las empresas que deseen participar del concurso. La iniciativa del Departamento Ejecutivo contó con el acompañamiento de la mayoría de los bloques excepto quienes representan a Unidad Ciudadana.

La primera en exponer fue Natacha Ghergo, de Unidad Ciudadana, quien sostuvo: “Hay muchas deficiencias técnicas y conceptuales, así como falta de planificación. Anualmente representa un 30 por ciento del presupuesto municipal”. “No se especifica cuadrantes, equipamientos ni camiones”, agregó la edil.

“Entendemos que es importantísimo tener un marco legal para tener las herramientas necesarias y defender las cuestiones relacionadas a intervenir dentro de nuestro suelo”, manifestó por su parte Cecilia Sáenz, del mismo bloque.

Por su parte, el socialista Lautaro Aragón indicó: “Cuando se hizo la contratación directa se hizo bajo este mismo pliego de condiciones, parece que la coyuntura nos invita a decir cosas distintas”. “Se agrega un ad referendum de este Concejo, así que si surgen mecanismos poco claros vamos a poder discutirlo”, añadió.

“El intendente no va a hacer nada que perjudique a los vecinos, la empresa que está hemos visto que fue para mejorar, por eso estuvimos de acuerdo todos”, manifestó Miguel Quintero, del Frente para la Victoria.

El expediente fue acompañado por todos los bloques excepto por cuatro concejales del Frente para la Victoria, que son los que responden a Unidad Ciudadana, el presidente Martín Rodríguez, Adrián Eslaiman, Natacha Ghergo y Cecilia Sáenz.