El jueves, varios medios de la región recibieron en sus redacciones un video íntimo del intendente de San Isidro, Gustavo Posse, donde se lo ve desnudo, sirviendo una copa de champagne junto a quien se cree es su novia, que lo graba con su teléfono celular. La difusión de las imágenes generó un cruce de acusaciones entre Posse y el frente 1País San Isidro.

El video circuló en el mundo político desde la tarde del jueves, pero se publicó recién por la noche a través del portal Real Politik. Gustavo Posse aparece sirviéndose champagne en un cuarto de hotel, totalmente desnudo y con sus genitales expuestos en primer plano.

Si bien inicialmente desde el Municipio de San Isidro no quisieron opinar al respecto, un día después, desde el Facebook del jefe comunal se publicó una elaborada respuesta, cargada de acusaciones de campaña sucia y apuntando directamente a Sergio Massa y su familia.

“Desde hace dos semanas, mi persona, el municipio que gobierno y sus empleados, venimos siendo sometidos a una irresponsable campaña sucia. Partidos políticos como el Frente Renovador difunden denuncias falsas como el supuesto caso de un brote de tuberculosis que no fue tal. Medios de comunicación amigos se hicieron eco de esta falsa denuncia que jugó de forma irresponsable con la salud de la población”, escribió, desmintiendo los señalamientos vinculados a casos de esa enfermedad en San Isidro.

“Ese mismo partido liderado por Sergio Massa y su familia política, que se postulan con candidaturas locales, quien dice venir a la política a renovar pero que utiliza las peores prácticas de la más rancia política, paga espacios en redes sociales para mentir descaradamente respecto, entre otros temas, del presupuesto municipal y su ejecución, con distorsiones, falsedades y mentiras que los vecinos no creen, pero que buscan la difamación”, agregó Gustavo Posse.

“El plato fuerte del desprestigio que buscan los que no tienen límites con tal de ganar por otro lado lo que pierden en las urnas, fue la artera difusión de un vídeo delictivamente obtenido por hackeo o robo, que viola mi intimidad y la de mi novia. No habla de mí, habla de los que lo hacen”, sostuvo. “No es política ni son obras ni son votos, es una acción miserable de quienes están vinculados con los métodos de los servicios de inteligencia utilizados por el kirchnerismo”, lanzó.

Para el intendente “el video no tiene interés público”. “No hay ilícito en lo que allí se ve. Es una escena de intimidad solo con mi novia. Pero lo difundieron a la prensa para tratar de distorsionar el momento de reflexión que merecen tener los votantes previo a las elecciones”, apuntó. “Los vecinos de San Isidro me conocen. Saben de mi dedicación como intendente. Nos conocemos desde hace años. Conmigo no se romperá la confianza. Difícilmente los políticos que recurren a estas prácticas nefastas consigan la confianza de los ciudadanos. Los políticos que dirigen esta acción subestiman a la gente”, concluyó.

La respuesta de 1País San Isidro

Mediante un envió de prensa, el frente 1País San Isidro respondió a las acusaciones del jefe comunal. “Ningún miembro de este espacio conoce el origen de ese video, ni su filtración, ni tampoco tenemos ningún acceso ni conocimiento sobre su vida personal, familiar, y mucho menos, sus vínculos íntimos”, aseguraron. También refutaron los planteos de Gustavo Posse obre los casos de tuberculosis.

“Nos solidarizamos con usted y coincidimos en que la invasión a su vida personal, familiar y peor aún, su intimidad, es una agresión de muy baja estofa, mediante la difusión de un video que no tiene ningún interés público. En su comprensible tránsito de bronca, dolor y enajenación, lamentamos no comprender sus ataques falsos, violentos e injustificados. Sin embargo, debemos informarle que ningún miembro de este frente conoce el origen de ese video, ni su filtración, ni tampoco tenemos ningún acceso ni conocimiento sobre su vida personal, familiar, y mucho menos, sus vínculos íntimos. Por ello, nuestro frente 1País repudia firmemente y en su totalidad este tipo de agresiones hacia a su persona y su familia”, informa el comunicado.

“Asimismo, respecto de las demás acusaciones que nos formula el señor intendente, queremos señalar que, investigar la defraudación, estafa y malversación de los recursos públicos asociados al Plan Federal de Viviendas, así como cuidar el Hipódromo como principal pulmón de San Isidro de la voracidad inmobiliaria, informar a la población sobre 36 casos de tuberculosis confirmados por su propio Secretario de Salud, o auditar y controlar en qué se gasta cada centavo del presupuesto municipal, es nuestra obligación que impone la ley y la ética pública, y una responsabilidad que nos delegaron nuestros vecinos con su voto. Entendemos que sus 18 años de gobierno le dificulten su comprensión, pero esas son las mejores prácticas republicanas para mejorarles la vida a nuestros vecinos”, agrega.

“Por otro lado, la información por usted publicada sobre lo ocurrido en San Isidro con el Plan Federal de Viviendas consta en un expediente judicial a cargo del juez federal Sebastián Ramos, y cuya investigación está a cargo del fiscal federal Jorge Di Lello. La misma lleva el número 12.590/14. En dicho expediente judicial, el intendente de San Isidro se encuentra imputado, junto con el ex ministro de Planificación, Federal Julio De Vido, con pedido de declaración indagatoria tanto en primera instancia, como en segunda instancia, por pedido del fiscal federal Germán Moldes. Es la Justicia la que debe dilucidar si su accionar, en conjunto con los multiprocesados Julio De Vido, José López y Abel Fatala, se realizó en forma delictiva”, sostienen desde 1Pais San Isidro.

Y añadieron: “Señor intendente, cada vez que nos presentamos ante la Justicia lo hemos realizado con pruebas fundadas producto de investigaciones serias y rigurosas, como las que caracterizan a nuestro equipo de profesionales y técnicos. Tanto es así, que la propia Justicia Contencioso Administrativa del Departamento Judicial de San Isidro, en un fallo del reconocido juez José Abelardo Servín, no solo hizo lugar al amparo ante su voracidad inmobiliaria para construir un monstruoso complejo de viviendas y comercial sobre la esquina de avenida Santa Fe y avenida Márquez, sino que además, anuló la ordenanza 8745/2013 impulsada por usted mismo”.

“En su comunicado, acusa al Frente Renovador de difundir ‘denuncias falsas de toda falsedad como el supuesto caso de un brote de tuberculosis que no fue tal’. Al respecto, queremos recordarle que los 36 casos de tuberculosis informados en San isidro fueron confirmados por el propio secretario de Salud Pública municipal, Eduardo Prado, en la última reunión de la Comisión de Salud del Honorable Concejo Deliberante. Quizás, sus secretarios no lo hayan informado fehacientemente”, chicanea la nota.

“Para finalizar, desmintiendo su vía de escape política a un conflicto de índole estrictamente personal del que somos totalmente ajenos, queremos poner en su conocimiento la rendición de cuentas que presentó la municipalidad a su cargo. Esa ordenanza votada por su mayoría automática hace algunos meses, es un documento oficial que cualquier vecino puede consultar, y cuya información está a disposición de quien la desee. Nuestra obligación es brindar toda la información que nuestros ciudadanos nos reclamen como autoridades. Y lamentablemente, esa rendición de cuentas arrojó que San Isidro debe 500 millones de pesos, y que gran parte de esa deuda, casualmente, corresponde al sistema de salud municipal”, concluye.