El Municipio de San Isidro sigue con los trabajos de puesta en valor, mejoras y mantenimiento de todo el sistema de drenaje de excedentes pluviales con el fin de mantener en estado óptimo todos los recursos para evitar anegamientos. Las tareas se realizan en una zona de unas 70 hectáreas del Bajo Boulogne.

Con maquinaria y personal se realizó la limpieza, mantenimiento y rectificación del cuenco receptor de excedentes pluviales, en Sarratea y Cazón.

“El líquido recibido es conducido a través de seis caños de 1,70 metros de diámetro que corren por debajo de la autopista Camino del Buen Ayre hacia el canal Bancalari y desde allí a la Estación de Bombeo 11 ubicada sobre el río Reconquista”, explicó el secretario de Obras Públicas,  Bernardo Landívar.

Como parte de los trabajos de optimización del sistema de drenaje hidráulico del Bajo Boulogne ya se ejecutó la rectificación y limpieza del canal perimetral al Camino del Buen Ayre; además de la ampliación del reservorio ubicado en la colectora de esa autopista y Buenos Aires.