Cómo en casi todo el territorio paceño, el Estado municipal está ausente en el barrio Sagrada Familia, a pocas cuadras de Sol y Verde. La calle Centenario es un lodazal intransitable. Las veredas también son un barrizal, por lo que los vecinos deben moverse a diario con botas.

No hay explicación posible para tanto abandono. Sin que el asfalto sea una posibilidad, por las calles Centenario y Belgrado tampoco pasan las maquinas para compactar la tierra.

En el video que comparte con SMnoticias Ariel, incluso se ven perros bebiendo de las aguas servidas que forman una laguna en plena calle. Los focos infecciosos están a la orden del día.

Envianos tu denuncia o pedido a nuestra Fanpage o por correo electrónico a [email protected]