El Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires aplicó cargos a los intendentes de la Municipalidad de San Miguel y José C. Paz por ciertos incumplimientos de normas, mientras resultaron “amonestados” varios de los funcionarios de las administraciones.

Los fallos tienen que ver con el ejercicio económico y financiero de 2015. En el caso de la Municipalidad de San Miguel, el ex intendente Joaquín de la Torre en solidaridad con varios funcionarios deberán responder por cargos cercanos a los 9 millones de pesos por egresos desaprobados relacionados con pagos por presentismo y puntualidad.

Además, el Tribunal multó a de la Torre con 35 mil pesos, y a otras autoridades con sumas que van desde los 5 mil hasta los 25 mil pesos.

“Es una discusión formal de recursos humanos, por el presentismo y la puntualidad que se paga cada mes y a cada finalización de semestre. El Tribunal lo objeta como si hubiera un doble pago, pero no es tal, son dos figuras distintas por lo cual hay una discusión semántica”, respondieron desde el Municipio de San Miguel.

“De todas formas es algo que está en el recibo de sueldo, forma parte del esquema de salarios y no hay nada oculto. Es un gasto que va al bolsillo de los trabajadores municipales y es para mejorar la eficiencia de todos los recursos humanos de la Municipalidad”, agregaron ante la consulta de SMnoticias.

“Acá no hay perjuicio patrimonial. No es dinero desviado a empresas fantasma, que son cajas negras. No es una objeción a servicios que no se pueden justificar, ni a dobles contrataciones, ni aviones privados”, sostuvieron, llevando la discusión a la campaña política.

En José C. Paz, cifras escandalosas

El Tribunal de Cuentas destacó los 14 millones de pesos de déficit y los 114 millones de deuda flotante que acusó el Municipio al final del ejercicio 2015 y expuso las sanciones que deberán cumplir los funcionarios en un fallo firmado por Gustavo Fernández, Miguel Teilletchea y Eduardo Grinberg.

Si bien cabe destacar que la rendición de cuentas del ejercicio fue aprobada en general, el fallo desaprueba varios egresos por montos que superan los 20 millones de pesos, por los cuales, según indica el expediente, deberá responder el ex intendente Carlos Urquiaga.

Asimismo, fueron multados el propio Urquiaga por una suma de 48 mil pesos, el actual intendente Mario Ishii por 13 mil, el tesorero municipal, Juan José Tissera, por 35 mil, y el contador Miguel Ángel Gonzáles por 8 mil.

Entre los funcionarios a los que se le aplicó una amonestación están el secretario de Gobierno, José Pérez, a los de Salud, José Veglienzone y Omar Vidable, y el de Trabajo, Luis Urquiaga. También se les llamó la atención al secretario de Medio Ambiente, Jesús Aispuru, y al de Industria, Carmelo Bisceglia.

Ambos fallos se encuentran en etapa de apelación, y se espera que la Justicia confirme o rechace las sentencias.