Ocurrió el martes por la noche en el super chino de Roma al 200, entre Alejandro Fernández y Berduc, en el barrio Parque Quirno. Dos delincuentes, uno de ellos menor de edad ingresaron arma en mano al establecimiento, y tras empujar a varios clientes, robaron dinero y pertenencias, todo delante la mirada de un bebé.

El robo se produjo pasadas las 20 horas del día 11 de julio. Apenas en un minuto, los ladrones se hicieron de un puñado de dinero y celulares para luego fugarse a paso lento.