Dirigentes de distintos municipios bonaerense denuncian que la junta partidaria de Unidad Ciudadana, con sede en el edificio del Partido Justicialista en la Ciudad de Buenos Aires, tiró a la basura cientos de avales de las listas que habían sido observadas semanas atrás por “falta de avales”.

La intención de que en los distritos prevalezcan únicamente boletas de La Cámpora tuvo un revés de la Junta Electoral de la provincia de Buenos Ares que permitió, resolución mediante, la participación en la elección de decenas de listas de referentes peronistas que presentaron ante el organismo los más de 200 avales que requiere la normativa. Según la junta del frente partidario, los apoderados de estas listas no habían presentado los respaldos correspondientes. Una semana después, muchos de ellos aparecieron tirados en un contenedor de la calle Matheu.

“Con el esfuerzo de los compañeros, juntamos los avales y compramos la caja azul, que era obligatoria, para entregarlos el día del cierre. Nos indigna primero que nos hayan rechazado las listas teniendo avales de más, y después que aparezcan los mismos tirados a la basura”, reclamó un dirigente de la Primera Sección.