La planta de la localidad de Florida de la multinacional alimenticia Pepsico cesó operaciones dejando “transitoriamente liberados de prestar servicios” a los empleados “manteniendo el goce de haberes”, según dice un cartel que la empresa colocó en el ingreso. Los trabajadores se consideran despedidos. Tensión entre sindicatos y partidos de izquierda.

19243139_1062264477238806_3490533372746350065_o

SMnoticias pudo saber que la producción será trasladada a Mar del Plata, lo que afecta a 600 trabajadores que se quedarían eventualmente sin sus fuentes de trabajo. Serían indemnizados, indican fuentes.
Mañana, junto a gremios, los delegados serán recibidos por funcionarios en el Ministerio de Trabajo.

No obstante, es preciso aclarar que si bien la planta no estaba en producción desde hace algunos meses, quedaban en el edificio personal de depósito y de vigilancia, y varios trabajadores estaban en calidad de suspendidos.

En este momento, ante la presencia de grupos de izquierda, Gendarmería rodea la planta para evitar el ingreso. Denuncian que sectores gremiales vinculados a partidos de izquierda promueven una toma de las instalaciones para impulsar el funcionamiento como cooperativa.