Uno en Barrufaldi y otro en Barrio Parque San Miguel. Se trabaja con los chicos en base a cuatro pilares: nutrición, vínculo, juego y educación.

La Municipalidad de San Miguel construirá dos nuevos Centros de Desarrollo Infanto Familiar, que se sumarán a los que ya funcionan en el distrito. Las obras de ambos edificios fueron supervisadas esta semana por el intendente Jaime Méndez y el secretario de Salud y Bienestar Familiar, Pablo de la Torre.

Estos centros de primera infancia se ubicarán en los barrios Parque San Miguel y Barrufaldi, sumándose a los ya existentes en El Polo, Barrio Mitre, Parque la Luz, Don Alfonso y Obligado.

En los Centros de Desarrollo Infanto Familiar se realizan tareas de contención a chicos de 0 a 4 años, garantizando su nutrición y su crecimiento en un ámbito lúdico y familiar, acompañando el desarrollo integral de los chicos en sus primeros años de vida.

Los trabajos se realizan con equipos integrados por nutricionistas, psicólogos, trabajadores sociales, psicomotricistas, cocineros, ayudantes de cocina y un equipo de cuidadores en permanente contacto con los niños, conducidos por la coordinación de cada centro.

San Miguel viene de organizar con gran éxito el primer Congreso Internacional de Primera Infancia y de encabezar el lanzamiento de la primera Red Local en la materia. Con esta política, el Municipio está llegando a más de 700 familias en situación de vulnerabilidad con niños en este rango de edad.

Durante la recorrida por las obras de los Centros de Desarrollo Infanto Familiar, el intendente Jaime Méndez destacó que se trata de “una política que comenzó hace varios años con Joaquín y Pablo de la Torre, y que hoy continuamos de la mano de Pablo, convencidos que es una gran herramienta de inclusión y contención, donde el centro es la familia”.